Los elefantes en zoos viven 40 años menos

Los expertos piden el cese de la cría en cautividad de estos animales en Europa

MANUEL ANSEDE Madrid 11/12/2008 21:30 Actualizado: 11/12/2008 21:30

Comentarios

 

Media: 4.62

Votos: 13

Dos hembras de elefante caminan con sus crías por el Parque Nacional de Amboseli, en Kenia. C. MOSS/ATE

Dos hembras de elefante caminan con sus crías por el Parque Nacional de Amboseli, en Kenia. C. MOSS/ATE

Los elefantes establecidos en reservas protegidas en África o Asia viven más y mejor que sus congéneres cautivos en los zoológicos europeos, según un estudio publicado hoy en Science, que obliga a replantearse la situación de los 750 paquidermos encerrados en la Unión Europea.

La diferencia entre sus esperanzas de vida es muy significativa. Los elefantes africanos nacidos en zoos viven unos 17 años de media, cuarenta años menos que los individuos libres del Parque Nacional de Amboseli, en Kenia. Respecto a la especie asiática, los ejemplares nacidos en cautividad presentan una vida media de unos 19 años, frente a los casi 42 años de los elefantes utilizados por la industria maderera birmana. Según el estudio, la esperanza de vida en cautividad se ve recortada por la abundancia de infanticidios y casos de infertilidad, además de por patologías como el herpes, la tuberculosis y diferentes daños en las extremidades.

El estudio -en el que han participado la Sociedad para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales del Reino Unido y varias universidades de Inglaterra y Canadá- sostiene que "trasladar elefantes a los zoológicos afecta su viabilidad", y señala al estrés y a la obesidad como posibles causas de la mortandad en estos parques de ocio urbanos.

Uno de los resultados más sorprendentes del trabajo, realizado con datos de 4.500 hembras (porque son más abundantes en los zoos que los machos), es que los elefantes nacidos en cautividad viven menos que los capturados en su medio natural y encerrados en parques zoológicos. Una de las autoras del estudio, Cynthia Moss, conocida como la mujer elefante por su labor de 30 años con estos animales en Amboseli, reconoce que no poseen una explicación certera para este chocante dato, pero apunta algunas hipótesis. "Quizá se deba a que las hembras libres recorren cientos de kilómetros durante la gestación y se alimentan directamente de la naturaleza, mientras que la dieta de las madres cautivas es mucho peor", sostiene.

A juicio de Moss, los datos revelados por este trabajo deben impulsar "la cancelación absoluta" de las capturas de ejemplares libres en sus hábitats de África y Asia para su traslado a parques zoológicos o circos. Además, según propone, "es necesario limitar la transferencia de individuos entre estas instalaciones", ya que, como señala el estudio, los traslados reducen la supervivencia de los elefantes asiáticos. Y lo mismo ocurre con las crías que son arrebatadas a sus madres en edades tempranas.

Recluidos en Europa

Moss cree que hacia el año 2050 los elefantes sólo deberían estar recluidos en una docena de "grandes y buenos parques zoológicos" a lo largo del continente europeo. Para ello, además de aplicar estas medidas, la investigadora pide que sólo los zoos que han demostrado su idoneidad para el mantenimiento de elefantes se lancen a la cría de estas especies.

En julio, el parque Selwo Aventura de la localidad malagueña de Estepona anunció el nacimiento del primer elefante asiático en España. La empresa propietaria de Selwo, Parques Reunidos, cuenta con otros tres ejemplares en Estepona y nueve más repartidos en los zoos de Madrid, Wroklow (Polonia) y Blackpool (Reino Unido). Según Moss y sus colegas, es necesario examinar a todos los elefantes enrejados en la UE en busca de síntomas de estrés y obesidad, para detectar individuos en peligro.

El elefante asiático está incluido en la lista roja de especies en peligro de extinción, ya que sólo quedan unos 40.000 ejemplares en el mundo, amenazados por la degradación de su hábitat y la caza furtiva.

El paquidermo que cazó el rey

El 24 de enero de 1967, ‘La Vanguardia Española’ informaba del ingreso en el Zoo de Barcelona de un elefante regalado por el entonces príncipe Juan Carlos de Borbón. El animal, una joven hembra capturada en Mozambique por el hoy rey, llegó a Barcelona tras un largo viaje en barco. La historia de este paquidermo es un ejemplo paradigmático de la situación de estos animales en cautividad. Si hubiera vivido en una reserva protegida en su lugar de origen, probablemente aún estaría vivo. Según el periódico del día siguiente a su llegada, "apenas fue instalado en el recinto destinado a elefantes africanos, trató de arremeter a un congénere a pesar de que estaban separados por una fuerte reja de hierro". Y, en 1974, el elefante cazado vivo por el rey en Mozambique murió a causa de una torsión intestinal.

PUBLICIDAD

Desde el 1 de octubre de 2014, Público incorpora un nuevo sistema de gestión y moderación de comentarios: Disqus. Puedes leer todos los detalles aquí.

Al utilizar los Servicios de Comentarios (A.L. 5.2), el Usuario se compromete a no enviar mensajes que difamen o insulten, o que contengan información falsa, que sea inapropiada, abusiva, dañina, pornográfica, amenazadora, dañando la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley. [Más información]

Los comentarios que contengan insultos, descalificaciones, difamaciones, falsedades, enlaces inapropiados, comerciales y publicitarios o que contengan preguntas o valoraciones sobre el sistema de comentarios serán revisados para valorar su publicación, pudiendo ser eliminados. El cauce adecuado para la resolución de preguntas sobre el servicio de comentarios consiste en el envío de mensajes mediante el formulario que se encuentra en nuestra página de Contacto.

Los Usuarios que atenten con sus comentarios contra la imagen de Público, de sus trabajadores y propietarios o que utilicen cualquier tipo de técnica, fórmula o composición literal en sus mensajes para eludir los criterios de moderación o aquellos que suplanten personalidades de otros usuarios serán bloqueados en el servicio, eliminándose sus comentarios e impidiéndoles continuar publicando comentarios mediante su cuenta.

  • mnica
    #1 Vota Vota

    8 i mnica 12-12-2008 09:18

    NO A LOS ANIMALES EN CAUTIVERIO!

  • Leyre
    #2 Vota Vota

    0 i Leyre 12-12-2008 13:02

    Normal, que esperaban, que vivieran 4o años más? Menudo descubrimiento.

  • Maria
    #3 Vota Vota

    4 i Maria 12-12-2008 15:14

    ¿Qué esperaban de animales nómadas encerrados en un mínimo espacio para ellos?

  • Por supuesto
    #4 Vota Vota

    4 i Por supuesto 12-12-2008 17:12

    Son animales nómadas, no se adaptan a estar encerrados en pequeños lugares, a ver si aprendemos, los zoos son cárceles y no sé que delito han cometido los animales para cumplir condena, y de cadena perpetua no como los etarras.

  • alberto ramirez
    #5 Vota Vota

    2 i alberto ramirez 12-12-2008 21:34

    SOLUCION;PROHIBIR ANIMALES EN CIRCOS- Si tanto los toros,cebras,monos,elefantes,y demas animales salvajes los dejaramos en su habitad; cuanto mejor nos iria a los humanos. Para ello no votar a quienes consienten y defienden tanta crueldad con los animales. ESTO SOLO SE ARREGLA EN LAS URNAS; VOTAR CON CABEZA Y NO CON EL CORAZON;ES LA MEJOR FORMA DE DEFENDER A LOS ANIMALES. SI NO LO HACEIS..LUEGO NO OS QUEJEIS

  • anti-muy-antiliberal
    #6 Vota Vota

    0 i anti-muy-antiliberal 13-12-2008 01:39

    Hay algo que es radicalmente importante: estos fabulosos animales a los que el ser humano estúpido se empeña en destruir sufren ante todo y precisamente porque se les hace LIBRES en los zoológicos, tristemente libres en un mundo en el que se les obliga a ser libres, liberados de su hábitat natural y de las condiciones y determinaciones que les impone su entorno original... Los delfines también mueren a los 5 años cuando son obligados a vivir en las piscinas de los circos, 15 años menos que su vida normal. Es horrenda la Libertad: obliga a los seres a renunciar a sus obligaciones como especie y seres materiales, impone la nada y el sinsentido. Sí, es cierto, libera, pero los seres inocentes y virginales no quieren ni necesitan la libertad, SOLO precisan vivir y depender férreamente de Natura. La libertad quedáosla los sádicos y canallas de la nada mortal. Ojalá yo fuera un elefante sometido a la naturaleza con tal de librarme de la Libertad.

No se admiten más comentarios en esta noticia