¡Corta vida al producto!

Consumo. Buena parte de la basura informática acaba en países del Tercer Mundo

TONI POLO BARCELONA 15/12/2010 08:10

27 Comentarios

 

Media: 4.78

Votos: 60

el tercer mundo, convertido en vertederoPaíses como Ghana, en África, reciben cantidades ingentes de basura informática de los países occidentales. La trasladan en barcos que, presuntamente, cargan material para uso de segunda mano, según las imágenes y los testimonios del documental.

el tercer mundo, convertido en vertederoPaíses como Ghana, en África, reciben cantidades ingentes de basura informática de los países occidentales. La trasladan en barcos que, presuntamente, cargan material para uso de segunda mano, según las imágenes y los testimonios del documental.

Noticias relacionadas

La tecnología camina a mayor velocidad que la sociedad. O que el consumo. O, simplemente, el consumo y la tecnología no son compatibles. El documental Comprar, tirar, comprar, que estrena mañana TV3 (en enero se verá en TVE), dirigido por la alemana Cosima Dannoritzer y producido por Media 3.14 y Article Z, en coproducción con la televisión autonómica catalana, TVE y Arte France, denuncia una práctica común en la sociedad de consumo desde hace cerca de un siglo: la obsolescencia programada, es decir, el recorte deliberado de la vida de un producto para incrementar su consumo. Es la lucha del negocio contra la tecnología, y la ética contra el capitalismo.

Un ejemplo: una pieza de la impresora ha dejado de funcionar. Es imposible imprimir. Es ya una vieja cantinela. "Será difícil encontrar las piezas para repararla". "Repararla no le saldrá a cuenta". "Sin dudarlo, yo compraría otra". Las respuestas que el usuario obtiene en tres servicios técnicos distintos desembocan en una misma propuesta: cómprese una impresora nueva. No son una coincidencia: , el mecanismo secreto que mueve a nuestra sociedad de consumo", se explica en el documental."Si el usuario cede, será una víctima más de la obsolescencia programada

General Motors primó el diseño sobre la ingeniería para derrotar a Ford

El episodio, cercano y cotidiano, permite a la directora alemana Cosima Dannoritzer repasar cómo la obsolescencia calculada incide en la sociedad occidental desde los años veinte del siglo pasado, cuando los fabricantes comenzaron a pensar en incrementar las ventas de sus productos a costa de la confianza de sus clientes. Un aparato que se estropease en poco tiempo llevaría al usuario, irremediablemente, a comprar uno nuevo.

La bombilla de Edison

Thomas Alva Edison quería crear una bombilla que iluminara el mayor tiempo posible. En 1881 puso a la venta una que duraba 1.500 horas. En 1924 se inventó otra de 2.500 horas. Con la sociedad de consumo en ciernes, aquello no era una buena noticia para todo el mundo. Diversos empresarios empezaron a plantearse una pregunta inquietante: "¿Qué hará la industria cuando todo el mundo tenga un producto y este no se renueve?". Una influyente revista advertía en 1928 de que "un artículo que no se estropea es una tragedia para los negocios".

Baterías del iPod de Apple estaban diseñadas para durar poco

Un poderoso lobby, el cártel Phoebus, presionó para limitar la duración de las bombillas. En los años cuarenta consiguió fijar un límite de 1.000 horas. De nada sirvió que en 1953 una sentencia revocara esta práctica, porque se mantuvo. No salió al mercado ninguna de las patentes que duraban más (una, 100.000 horas). Warner Philips, bisnieto del creador de la compañía Philips, cree que en aquella época no se pensaba en la sostenibilidad. "Entonces consideraban que el planeta tiene unos recursos ilimitados y todo lo miraban desde la óptica de la abundancia", comenta. Él está convencido de que la sostenibilidad y el negocio deberían haber ido de la mano.

Otro ejemplo destacado en el reportaje es el de la cadena de montaje de John Ford. El coche modelo T fue un éxito para la industria automovilística americana, pero tenía un problema que, por aquellas fechas (años veinte), era todavía incongruente: estaba concebido para durar. Ese fue su fracaso. Desde la competencia, General Motors, consciente de que no derrotaría a su rival en ingeniería, apostó por el diseño. Dio retoques cosméticos a sus coches, lo que le permitió que los clientes cambiaran de utilitario muy a menudo. ¿A quién le importaba que el motor funcionara diez años, si en poco tiempo cambiaría el coche por otro de distinto color o con algún arreglo superficial? En 1927, tras vender 15 millones de unidades, Ford retiró el modelo T.

Justificaciones sociales

Tras el crash del 29, Bernard London introdujo el concepto de obsolescencia programada y propuso poner fecha de caducidad a los productos. "Esto animaría el consumo y la necesidad de producir mercancías", declara la hija del socio de London. "Encuentro que era una idea genial: las fábricas continuarían produciendo, la gente seguiría comprando y todo el mundo tendría trabajo".

En los años cincuenta la sociedad de consumo se había instalado en todo Occidente. El diseñador industrial Brooks Stevens sentó las bases de esa obsolescencia programada: "Es el deseo del consumidor de poseer una cosa un poco más nueva, un poco mejor y un poco antes de que sea necesario". Ya no se trata de obligar al consumidor a cambiar de tecnologías, sino de seducirlo para que lo haga.

Las fibras de nailon que crearon medias irrompibles no duraron mucho tiempo en los mercados. No convenía. Tampoco una presunta fibra que repelía la suciedad. Ni los motores de las neveras que duraran años y años. "Programan estos cacharros para que cuando los hayas acabado de pagar se rompan", se quejaba el protagonista de Muerte de un viajante, de Arthur Miller.

El documental se estrena mañana en TV3 y en enero se emitirá en TVE

Pero en nuestros días, la era de la informática ha creado al consumidor rebelde. La abogada Elisabeth Pritzker demandó a Apple tras descubrir que las baterías de litio de los reproductores de música iPod estaban diseñadas para tener una duración corta. Algo similar le ocurre al usuario al que su servicio técnico aconseja, en el documental, que cambie de impresora. Después de muchas investigaciones y rastreos, descubre que la propia máquina, mediante un chip instalado en sus tripas, es la que provoca que el ordenador envíe un mensaje para que el cliente acuda al servicio técnico. El usuario se puso en contacto con un programador informático ruso, que ha dado con la trampa y ha desarrollado un software para evitar ese abuso. Pero la inmensa mayoría de los usuarios cede ante la demanda de la máquina, y se compra otra impresora.

Vertederos en África

Esa nueva impresora, como esa nueva lavadora, tostadora, plancha u ordenador se convierten en chatarra. Y se recicla. Sin embargo, el documental también destapa malas prácticas en este terreno. "Antes teníamos un río precioso aquí", dice el activista medioambiental ghanés Mike Anane.Habla desde un vertedero en el que destacan las montañas de basura informática.

Ahora, los niños queman el plástico que recubre los cables para recuperar el metal que está en su interior. "A veces nos ponemos enfermos y tosemos", declaran esos niños en el documental. El material entra en estos países como producto de segunda mano, pero sólo el 20% se aprovecha, denuncia la película.

PUBLICIDAD

  • Patricia G
    #1 Vota Vota

    20 i Patricia G 15-12-2010 09:21

    Se saca con sangre, se devuelve como basura, y reclama más sangre... pero por nuestra conciencia pasa todo limpito. Realmente tenemos poca vergüenza.

  • opensuso
    #2 Vota Vota

    14 i opensuso 15-12-2010 09:24

    En las actuales circunstancias humanas y naturales (si se me permite hacer esta distinción de andar por casa), los continuos llamamientos de nuestros amados líderes a aumentar el consumo para salir de la crisis (creada entre otras cosas por un excesivo consumo) son altamente irresponsables e incluso criminales.

    Al menos en informática, existen maneras de vivir felizmente sin necesidad de comprar nada nuevo: sistema operativos gratuitos como Haiku, Syllable (ambos en fase de pruebas) y Linux nos permiten aprovechar esos equipos que, funcionando perfectamente, no tienen suficiente potencia como para usar los nuevos sistemas de pago (y si a estos le añadimos en antivirus que algunos necesitan, ni te cuento).

    http://linuxgalego.wordpress.com/

  • 123456
    #3 Vota Vota

    8 i 123456 15-12-2010 09:55

    Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos y en todos los lugares tenemos publicidad. Nos estudian, saben lo que queremos, nos controlan. A veces de un modo muy sutil. Todo es publicidad y marketing, todo es consumo, consumo y más consumo. Hacen que sus marcas comerciales formen parte de nuestra vida, lo importante es tener clientes fieles a las marcas. Nos hacen mucho la pelota y nos tratan como clientes-reyes; cuándo en realidad lo único que les importa es nuestro dinero y nuestra capacidad de consumo. Y nosotros, pobres imbéciles, nos creemos que cuándo llegamos a sus tiendas somos D. Fulano y D. Mengano y aquí mando yo porque pago y soy cliente vip. Hemos avanzado mucho, eso sí, en defender nuestros derechos como consumidores, pero ¿hemos avanzado mucho también para defender otros tipos de derechos del ser humano que vulneran una y otra vez?. Si fuéramos capaces por un momento de pensar con un poco de imaginación sociológica, seríamos capaces de ver un poco más allá del redil donde nos tienen metidos. Y ver que esa impresora, ese balón de marca, esa bicicleta o esa camiseta la fabrican trabajadores en condiciones de vida y laborales pésimas. Y por si fuera poco, toda la mierda que no queremos se la volvemos a mandar a ellos, a veces, en forma de campaña solidaria en navidad; para que las empresas limpien su imagen manchada de abusos y malas prácticas haciéndonos creer que comprando el articulo de turno contribuimos a una buena causa. !Que imbéciles somos y que borregos!. La solidaridad se demuestra de otro modo, no comprando algún articulo solidario. La solidaridad se demuestra presionando a los culpables para que den explicaciones y terminen con el expolio que están llevando a cabo. Es aquí donde debemos poner nuestro esfuerzo y dinero y no en el mazapan solidario de los cojones. El sistema capitalista nos vende la eternidad, por eso nos engaña constantemente. Y nosotros sin darnos cuenta. Orwell, Orwell, Orwell, Orwell..........

  • DonSolomillon
    #4 Vota Vota

    3 i DonSolomillon 15-12-2010 10:13

    Y ahora con la norma RoHS, que obliga a usar estaño y componentes sin plomo (cosa que me parece bien), los aparatos electronicos salen de fabrica condenados a estropearse en un periodo corto (mas corto aun) de tiempo... Ejemplos? Xbox360, Play3, PCs, etc... y todo tipo de aparatos electronicos. Y los fabricantes frotandose las manos...

  • Tallaret
    #5 Vota Vota

    4 i Tallaret 15-12-2010 10:20

    Efectivamente, la "madre del cordero" del consumo, no se conoce desde ayer, ya que tiene mas de cien años. Y como dice Patricia G # 1, tenemos muy poca vergüenza. Salud y República.

  • JorgeEconopata
    #6 Vota Vota

    7 i JorgeEconopata 15-12-2010 10:24

    Muy buen artículo . Espero a ver el documental , miestras tanto simpre se puede ver este de animacion sobre la obsolescencia planeada o programada.

    La historia de las cosas Story of stuff

    http://video.google.com/videoplay?docid=-5645724531418649230#

  • Doraemon
    #7 Vota Vota

    5 i Doraemon 15-12-2010 10:27

    Excelente artículo.

    Bueno es también saber que Apple es el general motors de nuestra época, si alguien no lo sabía ya.

  • enparo
    #8 Vota Vota

    3 i enparo 15-12-2010 11:01

    Muy de acuerdo con lo que expresas, 123456.

    Panem et circenses.

  • BarVader
    #9 Vota Vota

    3 i BarVader 15-12-2010 11:05

    Debería obligarse a las empresas a generar un plan de reciclaje o desecho sostenible de sus productos, y multar fuertemente (al precio de venta de las unidades, por ejemplo) a las que no lo hagan, para que no les sea rentable acumular basura.

    Por lo que a mí respecta, creo que soy de los pocos que aguantan los aparatos electrónicos hasta que se caen a piezas... en parte porque no necesito tener lo último de lo último, y en parte porque hacemos un flaco favor al medio ambiente, o a los países con recursos que causan guerras (por ejemplo, el Coltan, mineral imprescindible para los microchips).

  • 1Qalkiera
    #10 Vota Vota

    5 i 1Qalkiera 15-12-2010 11:51

    Las únicas soluciones posibles al sistema consumista que tenemos son:

    o Transformar el consumo en servicios. Es decir, no compramos las cosas alquilamos unos servicios, por lo que para la empresa que nos los alquila será rentable que los aparatos y productos duren lo más posible.

    o Más ocupación en el campo de la investigación. Más obreros especializados y menos trabajo de producción, porque siempre hay algo nuevo que investigar y no siempre hay que aumentar la producción.

    o Reducción de embalajes y empaquetados. No tanto en el mundo de la tecnología pero en otras áreas de consumo, es terrible la cantidad de plásticos, precintos y cajas innecesarios se utilizan en el empaquetado de todo tipo de productos.

    o Obligar a las empresas productoras que reutilicen y reciclen los materiales que producen, ellas son las responsables.

    o Crear empresas de reciclado aunque sean estatales e invertir en investigación dentro de esa área.

  • Commandos de Cotonou
    #11 Vota Vota

    4 i Commandos de Cotonou 15-12-2010 12:24

    Aquí tenemos la otra cara de la piratería

  • barbas
    #12 Vota Vota

    1 i barbas 15-12-2010 12:30

    Actualmente vemos como los contenedores de cartón son sistemáticamente vaciados por personal no autorizado para venderlo. Y eso que estamos en crisis y se produce menos papel. La clave es el precio internacional del papel que se ha mantenido pese al desplome igual que el codiciado cobre. Desde España se embalan las recogidas selectivas de basura (poco selectivas porque la gente poco informada o desganada mezcla la basura) y las envían a China. El nivel de consumo del mundo no ha dejado de subir pero Europa está en horas bajas. Los países en desarrollo, mucho más poblados de lo que estuvieron Europa y EE.UU juntos, no usan tecnologías limpias y tienen legislaciones más laxas que permiten ser vertederos del primer mundo. En España podríamos reciclar pero la verdad es que se recicla más fuera que dentro.

    Totalmente de acuerdo con el artículo, seguro que sale un neocón diciendo que hay que investigar más antes de pronunciarse...

  • Edu1973
    #13 Vota Vota

    3 i Edu1973 15-12-2010 13:08

    El problema es que esto es un círculo vicioso. Si no necesitamos consumir, no necesitamos producir, si no necesitamos producir, no tenemos trabajo, si no tenemos trabajo, ...

    Yo creo que los gobernantes, los economistas y los pensadores en general a lo que deberían haberse dedicado es a resolver esto, porque al fin y al cabo lo que necesitamos para vivir, y vivir con bienestar no es tanto, ni tampoco es trabajo, lo que necesitamos es producir eficientemente aquello que cubra nuestras necesidades básicas y partir de ahí.

  • Doraemon
    #14 Vota Vota

    5 i Doraemon 15-12-2010 13:54

    Edu1973: está bastante reflexionado esto, está en la socialdemocracia de antaño, en Keynes...

    Con la mejora en eficiencia tecnológica en 40 años una persona es capaz de producir lo que antes producían pongamos 10 personas. Pero la 'capacidad de consumo' no se multiplica por 10, porque no necesitamos guardar tanta ropa, ni más comida de la que podemos comer, ni más coches de los que podemos conducir, ni más ocio de las horas que tenemos para ello. Así que hay 3 alternativas al crecimiento de productividad:

    -no se hace nada y cada vez un número más reducido de personas produce suficiente para todos: el resto van al paro, como van al paro dejan de consumir, y cae la demanda, la producción, y se crea más paro, entrando en un círculo vicioso. Esto explica grosso modo que el paro sea inherente a las sociedades capitalistas avanzadas, y las crisis cíclicas de este sistema.

    -se reparte el trabajo colectivamente en la misma proporción en que aumenta la eficiencia (se reduce la jornada laboral o se disfrutan de más vacaciones, de forma que todos trabajemos pero sólo el tiempo necesario para producir lo que podemos consumir, que por cierto al haber más tiempo de ocio, aumenta lo que podemos consumir): el problema es que de esa manera hay producción de bienes para todos, una mayor calidad de vida, pero un menor movimiento de capital, y por tanto, un menor enriquecimiento del 'socio capitalista'.

    -se crea demanda artificial de forma que consumamos esas 10 veces más, lo que no necesitamos: con tácticas como por ejemplo la obsolescencia planeada. Todos trabajamos más de lo que necesitamos porque consumimos lo que no nos hace ninguna falta, y así se mantiene intacta la estructura económica pese a la mejora de la eficiencia productiva. El problema es el agotamiento de los recursos (para fines totalmente innecesarios).

    En esto subyace la paradoja del capitalismo. Si yo me cocino y me friego y tú haces te cocinas y te friegas, ambos tenemos lo que necesitamos. Si yo cocino para mí y para ti, y tú friegas lo tuyo y lo mío tenemos lo mismo que antes, pero con comercio. En el primer caso el PIB tal cual se define es 0, y en el segundo es la suma de lo que hacemos por el otro. Como el intercambio se hace por medio del capital (dinero, o sea endeudamiento hacia alguien), hay réditos para el que pone el dinero que otros pueden intercambiar. Para el capitalismo no importa cuánto consumamos ni qué bienes necesitemos, sino cuanto capital INTERCAMBIEMOS (los bienes o servicios son lo de menos, son 'la excusa').

  • Edu1973
    #15 Vota Vota

    4 i Edu1973 15-12-2010 15:25

    Doraemon 15-12-2010 13:54

    Lo que dices ya lo sé pero en el fondo es ilógico.

    A lo que me refiero son divagaciones más que nada. Me refiero a que con el trabajo de una determinada cantidad de personas puedan vivir todos, cubrir las necesidades reales de todo el mundo. Entonces a partir de ahí es de donde se debería empezar a organizar la manera de producir de la sociedad. Es cambiar la lógica de la producción. Sé que me explico muy mal, pero por poner un ejemplo: si Ford no vende un sólo coche en un año decenas de miles de personas perderan su empleo, se quedarán sin poder comer, sin poder vestir, sin poder pagar sus viviendas. No obstante, existirán los mismos recursos para poder alimentar, vestir y dar vivienda a esas personas que si hubieran batido su record de ventas. Eso no tiene nada que ver con el paro, ni con el consumo, sino con una asignación de los recursos totalmente irracional. Antes las crisis venían por la escasez de recursos (ya sean sequías, inundaciones, malas cosechas,...), ahora puede morirse la gente de hambre incluso habiendo excedente de productos básicos y eso no es racional, es estúpido.

  • Doraemon
    #16 Vota Vota

    3 i Doraemon 15-12-2010 16:41

    Edu: efectivamente es estúpido. Racionalizar a nivel general los recursos es lo que se suele llamar "socialismo". Pero los liberales siguen empeñados en que el libre mercado da la asignación de recursos más eficiente que hay, cuando es evidente que no es así. Los recursos humanos están pesimamente asignados (unos trabajan 12 horas, y otros no tienen dónde trabajar; tenemos que trabajar más años y jubilarnos más tarde cuando hay gente que no trabaja porque no puede) y la producción que podemos hacer no se vende pese a haber deseo de la misma porque la gente no tiene dinero para comprarla. Fabricamos productos que duran poco malgastando recursos naturales y trabajo, desarrollamos en paralelo el mismo trabajo varias veces entre las empresas competidoras, etc.

    Efectivamente lo que hay que cambiar es la lógica de la producción. Pero a ver cómo se consigue eso en la vorágine neoliberal actual, es casi una quimera.

  • Asatruar 80
    #17 Vota Vota

    0 i Asatruar 80 15-12-2010 18:58

    -Circula por la red un cortometraje-documental de unos 30 mins. de duración llamado: "La Historia de las Cosas". Muy relacionado con este tema y muy aconsejable de ver. En YouTube se encuentra con facilidad... os lo recomiendo.

  • Chusto
    #18 Vota Vota

    3 i Chusto 15-12-2010 19:16

    Doraemon dijo: "Pero los liberales siguen empeñados en que el libre mercado da la asignación de recursos más eficiente que hay, cuando es evidente que no es así". Por poner un ejemplo: mientras 1.000 millones de personas (que se dice pronto) pasan hambre, varios cientos de millones tienen sobrepeso, están sobrealimentadas. Y es que al empresario lo único que le interesa es vender cada vez más y al mejor precio posible; y si gracias a la mercadotecnia puede conseguir que la gente continúe consumiendo sus productos alimenticios (aunque no los necesite) a determinados precios, ese empresario no va a vender sus productos a un precio menor para que puedan comprarlos quienes realmente los necesitan para sobrevivir. Por eso el libre mercado no es tan perfecto como dicen.

    La solución, en mi opinión, es consumir menos POR LEY, y esto se consigue reduciendo la jornada laboral y poniendo límites a los beneficios empresariales y accionariales, generados gracias a los trabajadores. En definitiva, trabajar lo justo, cobrar lo justo y consumir lo justo para que así TODOS podamos trabajar lo Justo, cobrar lo Justo y consumir lo Justo.

  • humornegro
    #19 Vota Vota

    0 i humornegro 15-12-2010 19:23

    Edu1973 ese circulo no es tan vicioso te has preguntado ¿Quien dijo que habia que currar 8 horas diarias? ¿Y si solo trabajasemos 4? Si no hay consumo, pues que no se produzca tanto, se trabaja menos y preciamente si tienes más tiempo libre ¡Consumes más!

    Además actualmente con la informatica 1 persona hace en un minuto lo que antes se tardaban días, como entregar un documento, que antes se necesitaba mecanografo, secretario, cartero, etc.. y ahora se hace por mail. ¿Hemos dejado de trabajar menos por este aumento de la productividad? ¿Por que no?

  • nunnez
    #20 Vota Vota

    2 i nunnez 15-12-2010 19:28

    Efectivamente, Doraemon, no solo hay que cambiar la lógica de la producción, sino también la de los consumidores, y eso es casi una quimera, por dos razones:

    a) en el mundo nace un destupido cada segundo,

    b) La economía es la "ciencia" mas perfecta creada por el hombre para el engaño y el fraude, basándose en el punto a

  • humornegro
    #21 Vota Vota

    0 i humornegro 15-12-2010 19:29

    Por cierto Doraemon y los banqueros que se dediquen a producir y no a cobrar comisiones a todos (a los que les dan su deinero ya los que se lo prestan) que son la verdedera "mafia" legal.

  • Doraemon
    #22 Vota Vota

    3 i Doraemon 16-12-2010 09:19

    #21 Un banquero nunca va a 'producir' nada. La banca no produce bienes, ni presta servicios palpables, sino que sólo reasigna recursos propiedad de otros, y por hacerlo se queda una parte. Es algo importante, el asignar recursos, pero sólo podría ser un instrumento eficiente en beneficio de la sociedad si fuera pública y tuviera una perspectiva a más largo plazo. La banca privada es lo que es, empresas que buscan el beneficio a corto plazo a cualquier coste, a través de la pura especulación, y que las millonadas que ganan un año como las reparten entre los accionistas, al año siguiente si ya no ganan dinero van a a la quiebra y todo el sistema se cae. Ni producen, ni sirven eficientemente como forma de asignación de recursos para que otros produzcan.

  • 1Qalkiera
    #23 Vota Vota

    0 i 1Qalkiera 17-12-2010 16:23

    No sería mucho más sencillo si se transformara la sociedad de consumo de productos en una sociedad de consumo de servicios.

    Me explico:

    Si no compramos las cosas, si no que alquilamos unos servicios a las empresas que nos las venden les saldría más rentable que los productos necesarios para cumplir ese servicio fueran lo más duraderos posible.

    Un ejemplo: Si compro una fregona y un cubo, a la empresa que lo produce le interesa que sean de mala calidad para que se me rompa en pocos meses y tenga que comprar otra. Sin embargo si contrato un servicio donde se me garantice que cada vez que se me rompa la fregona y el cubo, me darán otro, a la empresa le interesaría fabricar estos productos con materiales duraderos.

    Por otra parte la falta de mano de obra en la producción se podría subsanar con la investigación, la empresa invertiría más dinero en la investigación de materiales más resistentes y sistemas de producción más sólidos. Lo que beneficiaría la formación de obreros especializados. Algo que sería muy bueno incluso para la salud de los trabajadores, ya que uno de los factores más comunes que provocan estrés es la realización de tareas monótonas y en serie sin posibilidad de que el trabajador desarrolle su creatividad.

    Además si responsabilizáramos a las empresas de los residuos que crean obligándoles a reutilizarlos y en última instancia reciclarlos, también invertirían en investigación para conseguir materiales y energías sostenibles.

  • jorge34
    #24 Vota Vota

    0 i jorge34 24-12-2010 18:40

    La ley de la oferta y la demanda se basa en el consumo.Si la fabricacion de electrodomesticos,automoviles etc. se hiciese para que durasen dos decadas se estaria desacelerando el crecimiento.Se romperia la cadena que crea puestos de trabajo y hace avanzar a la sociedad.

  • atomed
    #25 Vota Vota

    0 i atomed 09-01-2011 23:14

    Acabo de ver el documental, increíble.

  • sralonso
    #26 Vota Vota

    0 i sralonso 12-01-2011 21:16

    El documental me parece genial, me toca en el alma, pero me preocupa la ligereza de la directora "todos somos parte del juego" Si, pero unos más y otros menos. Quién destruyó el planeta? Fuenteovejuna?

  • Jake Sulli
    #27 Vota Vota

    0 i Jake Sulli 16-01-2011 20:34

    El documental es genial y también lo son la mayoría de los comentarios, especialmente los de Doraemon.

    Si alguien tiene interés, puede verlo en este enlace de RTVE:

    http://www.rtve.es/noticias/20110104/productos-consumo-duran-cada-vez-menos/392498.shtml

No se admiten más comentarios en esta noticia