Publicado: 16.06.2014 14:20 |Actualizado: 16.06.2014 14:20

Casi 7.000 agentes para custodiar la proclamación de Felipe VI

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Casi 7.000 agentes -4.300 policías nacionales y 2.672 guardias civiles- forman el dispositivo de seguridad diseñado por el Ministerio del Interior para garantizar la seguridad y normal desarrollo de los actos de proclamación de Felipe VI. Se trata, según el Ministerio del Interior, de un "amplio y exhaustivo" dispositivo con el que se pretende garantizar la seguridad de esos actos, por lo que también se ha elevado del nivel 2 al 3 el nivel de alerta antiterrorista.

Aunque los actos centrales serán el jueves, el despliegue ha comenzado esta madrugada, dirigido desde el Centro de Mando (CEMAN), situado en la Secretaría de Estado de Seguridad, y coordinado desde cuatro centros habilitados en las comisarías generales de Información y de Seguridad Ciudadana, la Jefatura Superior de Policía de Madrid y la Brigada Provincial de Información.

Interior resalta que el plan de la Dirección General de la Policía, que constituye "uno de los despliegues de seguridad más complejos", está integrado por 2.100 agentes antidisturbios de toda España, 36 especialistas en Tedax-NRBQ, 20 agentes de Caballería; 23 de guías caninos y 32 de las unidades de subsuelo.

También componen el dispositivo 146 agentes de la Brigada Móvil; 111 de la Unidad Central de Protección, 78 especialistas del Grupo Especial de Operaciones (GEO), 40 agentes de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES) y 200 de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de Madrid, Cantabria, Córdoba, Sevilla, León y Burgos. De igual modo, intervendrán 627 agentes de los Grupos de Atención al Ciudadano y 26 expertos en distintas áreas de Policía Científica, entre otros efectivos de distintas unidades y áreas policiales.

Por su parte, la Dirección General de la Guardia Civil ha elaborado un plan de actuación integrado por 2.672 agentes, de los que 900 están desplegados en la ciudad de Madrid, 1.600 en la Comunidad y provincias limítrofes y 172 en los actos de la proclamación. Estos agentes pertenecen a las unidades de Seguridad Ciudadana, Agrupación de Tráfico, Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS), Servicio Cinológico, Unidad de Reconocimiento del Subsuelo, Servicio Aéreo, Escuadrón de Caballería, Servicio de desactivación de Explosivos y NRBQ, Grupo de Acción Rápida (GAR) y Unidad Especial de Intervención (UEI).

Los servicios secretos están especialmente vigilantes ante movimientos de los grupos anarquistasInterior resalta que ambos cuerpos tienen una amplia experiencia en la elaboración de este tipo de despliegues, avalada por los dispositivos especiales que se pusieron en marcha durante los Juegos Olímpicos de Barcelona o la Exposición Universal de Sevilla de 1992, las visitas oficiales de varios Papas o las bodas reales del Príncipe de Asturias y de las Infantas.

Además de este despliegue, Interior ha modificado la actual alerta antiterrorista dentro de la revisión rutinaria que se realiza en acontecimientos de estas características. De los cuatro niveles del plan de prevención y protección antiterrorista que se puso en marcha el 9 de marzo de 2005, el nivel 3 supone la activación de las unidades especiales de intervención y reserva de las fuerzas de seguridad del Estado y su participación en la vigilancia de los lugares de afluencia masiva de personas y en la protección de las infraestructuras críticas.

Una misión que en un nivel de alerta 2 la desarrollan exclusivamente las unidades de seguridad ciudadana. Pero además, en el nivel 3 se prevé la posibilidad de restringir el acceso a infraestructuras críticas, como aeropuertos o centrales nucleares, que se puedan ver amenazadas.

Según han señalado recientemente fuentes de Interior, no existe ninguna amenaza "extraordinaria" que pueda afectar a la seguridad de los actos de proclamación. Mientras, fuentes policiales han asegurado a Efe que los servicios de Información están especialmente vigilantes ante movimientos de los grupos anarquistas para evitar cualquier acción, toda vez que sería el único tipo de terrorismo que, en principio, podría estar dispuesto a actuar con motivo de la proclamación del nuevo rey.

Precisamente, el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, dijo la semana pasada que existe la posibilidad de que atentados de corte anarquista como el de la Basílica de El Pilar, en Zaragoza, puedan repetirse en España, por lo que los agentes especializados están en alerta.