Público
Público

1.000 euros de multa a un ex alcalde francés por boicotear productos israelíes

ElTribunal de Estrasburgo ratificó la sanción impuesta por la justicia francesa en 2003

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos justificó hoy la condena del ex alcalde comunista de una pequeña ciudad francesa que había impuesto el boicot a los productos de Israel en protesta por el trato que el Gobierno de ese país da a los palestinos.

Los jueces europeos estimaron en su dictamen que el ex primer edil de Seclin, Jean-Claude Fernand Willem, no había sido condenado por la justicia francesa por sus opiniones políticas, sino 'por haber incitado a un acto discriminatorio, y por eso condenable'.

Además, recordaron que, de acuerdo con la legislación francesa, un alcalde no es competente para decretar el boicot de productos de otro país, algo que sólo puede hacer el Gobierno.

También puso el acento en el carácter 'módico' de la pena que habían impuesto en 2003 los tribunales franceses a Willem, en concreto una multa de 1.000 euros. En definitiva, la intromisión en la libertad de expresión del alcalde que supuso el proceso en su contra estaba justificada.

Los hechos se remontan al 3 de octubre de 2002, cuando el veterano político comunista había anunciado durante un pleno municipal que iba a pedir a los servicios del ayuntamiento que boicotearan los productos israelíes para protestar contra la política del Gobierno de ese país hacia los palestinos. La comunidad israelí del departamento en que se encuentra Seclin decidieron denunciar ante los tribunales -que les acabaron dando razón- esa acción por considerar que constituía una provocación a la discriminación nacional, racial y religiosa.