Público
Público

El Estado tiene 4.000 millones de margen para cumplir con el déficit

Salgado admite que no se habían presupuestado los ingresos por la venta de espacio radioeléctrico y que se había calculado un pago de intereses superior al ejecutado. Aboga por elevar la solvencia de los bancos más grande

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los mercados valoran actualmente la viabilidad de un país (y por tanto de su deuda soberana) por la capacidad que tiene para cumplir con sus objetivos de reducción de déficit. La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, aseguró ayer como tantos otros días que España cumplirá el objetivo de reducirlo este año al 6%. 'Es un objetivo irrenunciable', 'conformémonos', dijo la ministra. En esta ocasión esta frase tenía más importancia que el resto de los días.

Primero, porque Financial Times había asegurado en portada por la mañana que España ha 'descarrilado' en su objetivo, algo que en los mercados se valoró como más grave que la mismísima rebaja del rating de Standard & Poor's. Y segundo, porque en esta ocasión Salgado traía cifras. Unas cifras que permitían convencer a los desconfiados en la posibilidad de que se va a cumplir la promesa pese a que el crecimiento económico está siendo inferior a lo que estaba previsto. El Estado cuenta con un colchón de 4.000 millones de euros para reducir el déficit que no estaba presupuestado, es decir, cuatro décimas de margen que, llegado el caso, podrían compensar alguna desviación de las comunidades autónomas.

Este colchón supone 0,4 puntos de déficit, que aseguran llegar al 6%, dice Salgado

Estos fondos proceden de los 1.800 millones que se han obtenido con la venta de espacio radioeléctrico (más otros 200 millones que se esperan recaudar con nuevas subastas en noviembre), y con otros 2.000 millones que la Administración General del Estado no va a tener que pagar en intereses. 'Con todo esto, habrá capacidad suficiente', dijo la ministra, que además explicó que el diario británico ha llegado a la conclusión de que no se está cumpliendo el déficit porque no ha tenido en cuenta que este año se ha cambiado la forma de calcularlo.

El portavoz económico de la Comisión Europea, Amadeu Altafak, echó también un capote a la ministra. Aseguró ayer que España cumplió 'impecablemente su objetivo de reducción en 2010 y también está actuando este año en la senda de repetirlo.

Y la vicepresidenta se comprometió, además, a dar datos en un par de semanas para demostrar que las comunidades autónomas están comprometidas con la reducción del desequilibrio fiscal. Publicará un resumen de los planes de reequilibrio financiero de cada comunidad. En este sentido, del conseller de Economía de la Generalitat de Catalunya, Andreu Mas-Colell, aseguró que lo que debería preocu.par más la deuda estatal que la de las autonomías, que sólo representan el 15% del total.

Las entidades pueden hacer derramas para elevar el fondo de garantía de depósitos

Salgado también convocará el Consejo de Política Fiscal y Financiera, como le han solicitado varios gobiernos regionales, pero no será cuando le habían solicitado ni se debatirá todo lo que habían pedido. 'No queremos que se constituya en Parlamento de la Nación', replicó la ministra, habida cuenta de que le han pedido discutir las retribuciones del personal de las administraciones públicas, las previsiones de financiación finalista de 2012 y el cuadro macro.

El Consejo de Ministros aprobó ayer la concesión de créditos extraordinarios a varios ministerios por importe de 654 millones para hacer frente a partidas no previstas en los presupuestos. Para que esto no incremente el déficit, se impedirá a todos los ministerios, de forma proporcional, liberar créditos que tenían concedidos por este importe.

Lo que podría dar al traste con este objetivo es la recapitalización de las entidades financieras, en caso de que tenga que hacerse por obligación y con dinero público, algo que todavía está por decidir en la Unión Europea. De momento, Salgado se mostró ayer a favor de elevar el capital de las entidades europeas más grandes porque así serán dijo más solventes y resistentes, aunque se mostró convencida de que las españolas ya lo son. 'Nuestras entidades ya tienen capital importante y si hay una decisión europea para que las mayores tengan más solvencia, nosotros ya la tenemos', aseveró, y añadió que 'todo dependerá de dónde se ponga el listón'.

El Consejo también aprobó ayer la fusión de los fondos de garantía de depósitos y su uso para pagar todas las pérdidas que tenga el fondo de rescate público (FROB) en la nacionalización de las cajas. Salgado explicó que en caso de que el dinero del fondo de garantía no sea suficiente se podrá hacer una derrama entre las entidades financieras para que hagan nuevas aportaciones.