Diario Público
Diario Público

3.000 millones menos en gastos sociales

Sanidad y educación se llevan la mitad del ajuste en las políticas presupuestarias autonómicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las autonomías han tenido que meter también la tijera en el gasto social para poder cumplir con el compromiso de reducir el déficit público en 2011. En concreto, la sanidad y la educación, las áreas emblemáticas del gasto social, que suponen el grueso de los presupuestos de las comunidades, dispondrán el próximo año de 3.035 millones menos, de acuerdo con los proyectos aprobados por los gobiernos autonómicos (faltan los de Balears y Catalunya, que, por motivos distintos, han tenido que prorrogar sus cuentas).

Este recorte supone la mitad del ajuste que han realizado las autonomías en la decena de políticas que absorben 86 de cada cien euros de su gasto en 2011. Concretamente, estas 11 políticas (ver gráfico) suman 118.755 millones, de los 137.585 millones de gasto total de los 15 presupuestos aprobados por las autonomías. El recorte total en las principales partidas es del 4,78%, en línea con el descenso de los presupuestos totales para 2011 (el 5,45%).

Sólo crece el dinero destinado al pago de los intereses de la deuda

Los responsables autonómicos señalan que el recorte en sanidad y en educación se explica por la reducción del sueldo de los funcionarios (aunque el recorte medio de estos gastos es del 2,57%, en torno a la mitad de lo que supone la rebaja salarial para los empleados públicos). Incluso señalan que, pese a todo, el gasto social gana dentro de sus presupuestos. Pero eso se debe a que el ajuste en las demás partidas ha variado apreciablemente el peso relativo de las diferentes políticas. Sanidad, educación y asuntos sociales (donde se incluye desde la política de empleo hasta la dependencia y la asistencia) vienen a representar entre el 75% y el 80% de los presupuestos autonómicos. El mismo efecto se ha producido en los Presupuestos del Estado. El gasto social (donde el grueso corresponde a las pensiones y a las prestaciones por desempleo) representará el año próximo el 58% del gasto consolidado, frente al 51% de 2010.

El recorte en educación es generalizado en todas las autonomías, aunque no es homogéneo. El descenso medio es del 4,84%; pero en comunidades como La Rioja, Extremadura o Canarias el tijeretazo se mueve entre el 7% y el 8%, mientras en las forales los descensos rondan el 3%. Caso distinto es el de la sanidad: el descenso para el conjunto de las comunidades autónomas es el 2,57%; pero el gasto de tres comunidades, Madrid, Galicia y Murcia, sube, aunque ligeramente, lo que los expertos atribuyen a compromisos derivados de la cesión al sector privado de la gestión de muchos de estos servicios, y no a un aumento de la oferta. En el extremo opuesto, la política sanitaria de Cantabria y Extremadura se reduce en torno al 8%, y la de Canarias, un 11%.

El ajuste en las autonomías del PSOE duplica al de las conservadoras

Según el color de sus gobiernos, las comunidades del PSOE han reducido más el gasto en sanidad y educación, un 4,49%, frente al 2,03% en el que lo han hecho las del PP. Está la misma diferencia que se muestra en el ajuste total: el esfuerzo por el ahorro en las grandes políticas de gasto en las autonomías socialistas duplica, en términos relativos, a las del PP: un 6,15% frente a un 3,09%.

Otra política que sufre un importante recorte es la de infraestructuras. La inversión pública autonómica desciende en 2011 en 1.289 millones, un 15,52% respecto a los presupuestos iniciales para 2010. Pero los mayores ajustes en términos relativos se los llevan las políticas de vivienda y la cultura, que el próximo año dispondrán de un 18,08% y un 16,77% menos de presupuesto (en total, 774 millones menos, entre ambas partidas).

En los presupuestos de 2011 sólo hay una partida que aumenta claramente, la del pago de la deuda pública. Las autonomías destinarán el próximo año 6.521 millones al pago de intereses, un 6,50% más que lo previsto para 2010. Son 398 millones más después de un ejercicio en el que el endeudamiento de las comunidades se ha disparado. Entre enero y septiembre últimos, se ha elevado en unos 20.659 millones, y ya representa el 10,2% del PIB.