Público
Público

10.000 millones más de austeridad para Grecia

Más impuestos, privatizaciones y menos gasto público

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La imposición de nuevas medidas de austeridad de hasta 10.000 millones de euros es lo que incluye el presupuesto de 2012 que presentó ayer en el Parlamento griego el ministro de Finanzas, Evángelos Venizelos. El primer presupuesto que se presenta en la Cámara por un Gobierno tripartito incluye nuevos impuestos y más recortes en el gasto público de más de 6.100 millones.

Aunque este presupuesto es el primero que tras varios años de recesión prevé un superávit primario (antes de pagar los intereses) del 1,4% del PIB (unos 3.000 millones), Venizelos dejó claro que tanto las estimaciones como el éxito de este plan se basan principalmente en la participación del sector privado en la quita sobre la deuda griega. Precisamente, la negociación con los bancos europeos aún está en un estado inicial.

El texto contempla una reducción del déficit del 9% actual al 5,4% en 2012

El texto presentado en el Parlamento heleno señala que el déficit se reducirá el año que viene hasta el 5,4% (11.427 millones), desde el 9% de este año. En cuanto a la deuda soberana, se prevé que en 2012 se reduzca a 309.300 millones (el 145,5% del PIB). El borrador vaticina además una tasa de paro del 17,1%.

Estas cifras se basan en el dinero adicional que el Gobierno prevé recaudar, en parte gracias a los nuevos impuestos sobre la propiedad, de los que espera obtener unos 2.500 millones de euros adicionales. También estima que obtendrá otros 11.000 millones a través del plan de privatizaciones. Se espera que las personas físicas paguen unos 2.500 millones más que este año, debido a la reducción del mínimo exento y los impuestos extraordinarios. Al mismo tiempo, el gasto estatal se reducirá de 77.632 a 72.557 millones, debido a los recortes en salarios, pensiones y subsidios.

En todo caso, los presupuestos auguran una contracción del 2,8% del PIB (lo que implica pasar de 217.771 millones a 212.544), por lo que la economía griega seguirá en recesión por quinto año consecutivo.

El gasto se reducirá debido a los recortes en salarios, pensiones y subsidios

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que es posible que estos objetivos se modifiquen a lo largo del año, tal y como ha sucedido en 2011: ni uno de los objetivos marcados a principios del año se ha cumplido. Venizelos aseguró que no habrá medidas de austeridad adicionales, más allá de las ya anunciadas. El debate de los presupuestos se inicia el sábado 3 de diciembre y deberá ser aprobado el día 7 del mismo mes.

A lo largo del día de ayer, tanto Venizelos como el primer ministro, Lukas Papadimos, se reunieron con los recién llegados a Atenas inspectores de la troika (formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) para negociar el nuevo plan de rescate y los detalles sobre la condonación de la deuda soberana griega.