Público
Público

El 10 por ciento de quejas ciudadanas por fallos en el mercado único procede de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El 10 por ciento de las quejas de los ciudadanos europeos por deficiencias en el funcionamiento del mercado único procede de España, según ha adelantado a Efe la comisaria europea de Justicia, Viviane Reding.

La mayoría de esas reclamaciones de ciudadanos se refieren a las trabas que encuentran en España para realizar gestiones prácticas como convalidar títulos académicos de otros países de la UE o cobrar una pensión devengada en más de un país comunitario.

España también suspendería el examen en cuestiones como la información a los ciudadanos sobre cuándo y cómo ir al médico en otro país comunitario o sobre cuáles son los deberes fiscales de los recién llegados de otros países de la UE.

El mercado único, según los tratados de la UE, asegura la libertad de circulación de capitales, personas y bienes, y pretende facilitar la vida a los ciudadanos comunitarios, que tienen derecho a beneficiarse de estos principios.

El informe sobre las quejas de los ciudadanos se presentará hoy junto a la propuesta sobre el futuro del mercado único, la llamada "Single Market Act", que ha elaborado el ex comisario Mario Monti a propuesta del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso.

La comisaria Reding ha explicado que es "muy importante" que ambas informaciones se presenten conjuntamente pues "es la primera vez que se sitúa a los ciudadanos al mismo nivel que la actividad económica en Europa".

"La economía y los elementos humanos son dos caras de la misma moneda", ha explicado la titular europea de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía, quien ha reflexionado asimismo que "a menudo se olvida a las personas reales y sus problemas".

El informe de Monti sobre el mercado único y su futuro contiene una treintena de propuestas para la creación de empleo y el crecimiento económico.

Barroso encargó la iniciativa hace un año, en octubre de 2009, en plena crisis financiera y económica en la UE.

El presidente de la CE dijo entonces que las dificultades económicas eran el caldo de cultivo de "tentaciones" proteccionistas para algunos países a la hora de aplicar medidas contrarias a las reglas del mercado único de los Veintisiete.