Público
Público

10 millones para propaganda

En sus anuncios de 2009, Nueva Rumasa se valoraba en 3.000 millones; hoy, en 5.900 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nueva Rumasa no se hunde. Se tambalea Dhul, Garvey, Elgorriaga, Clesa y otras seis empresas más, pero eso no es Nueva Rumasa. Hay una empresa constituida con ese nombre y el conocido logotipo de la abeja, entrega sus cuentas regularmente al registro mercantil, tiene cuatro empleados y un domicilio social, aunque en realidad coincide con un chalet de lujo de Somosaguas (Madrid). Pero ni fabrica flanes, ni tomate frito, ni es propietaria de ninguna de las diez empresas de José María Ruiz-Mateos que se declararon en preconcurso de acreedores la semana pasada. Nueva Rumasa tiene una actividad fundamental: hacer propaganda de sí misma.

Y se ha empleado a fondo. Entre 2008 y 2009, según las cuentas del registro, el gasto destinado a publicidad, propaganda y relaciones públicas de la empresa fue de 10,24 millones de euros. La actividad propagandística fue especialmente activa en 2009, año en el que se anotó un gasto para este fin de 6,8 millones de euros, aunque explica que el pago se hará de forma diferida. De resultar cierto que, los alrededor de 5.000 inversores que acudieron a la llamada de las emisiones de pagarés y acciones de empresas de Nueva Rumasa (no hay datos oficiales) invirtieron 140 millones de euros, significaría que Ruiz-Mateos necesitó gastar más del 7% de esa cantidad en publicitarse.

La actividad publicitaria se disparó para vender pagarés

En los ejercicios 2007 y 2006, se estaba muy lejos de esas cifras. En la partida de 'otros gastos de explotación', que es la que incluye el dinero de publicidad y propaganda, figura un total de 413.279 y 256.771 euros.

¿Qué ocurrió sobre todo en 2009 para que se disparasen las cantidades? El conglomerado empresarial de Ruiz-Mateos activaba la máquina de los pagarés para empezar a captar dinero. El 23 de febrero de ese año, coincidiendo con el día del aniversario de la intervención de la Rumasa original, se lanzaban los primeros anuncios que ofrecían 'una magnífica oportunidad de inversión'.

'Usted tiene la oportunidad de participar en una inversión rentable y segura a través de la suscripción de pagarés corporativos de las compañías que componen Nueva Rumasa', aseguraba la publicidad, publicada en diversos medios, entre ellos Público, en la que se ofrecía una rentabilidad del 8% a quienes comprasen títulos con una inversión mínima de 50.000 euros. A aquella emisión le seguirían otras tres. Se llegaría a ofrecer hasta un 10% de rentabilidad.

El Gobierno se reunirá esta semana con los sindicatos

A principios de 2010, el Gobierno, que veía un alto riesgo en que, por las características de las emisiones de las empresas de Ruiz-Mateos, se esquivase la vigilancia de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), modificaba la regulación obligando a que los pagarés fuesen comercializados a través de un intermediario financiero. No hubo ni una emisión más.

Algo más llama la atención de aquellas publicidades de principios de 2009 que puede constituir un importante motivo de preocupación para los empleados, bancos y demás acreedores, incluida la Seguridad Social. Ruiz-Mateos y su entorno han asegurado estos días que el valor patrimonial de la compañía se eleva a 5.900 millones de euros, lo que en su opinión debe dar tranquilidad a los acreedores puesto que la deuda, añaden, es de 780 millones. Sin embargo, en febrero de 2009, la publicidad de la compañía cifraba el 'valor neto patrimonial en 3.000 millones de euros'. Las compras realizadas no parece que hayan permitido duplicar el valor.

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural se reunirá esta semana con representantes sindicales para tratar la situación de los más de 4.000 empleados de las empresas de Nueva Rumasa en preconcurso, informó ayer Ep.