Publicado: 27.05.2014 17:55 |Actualizado: 27.05.2014 17:55

10 soldados y 15 policías muertos por un ataque de Boko Haram en Nigeria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 10 soldados y 15 policías murieron hoy en Nigeria en un supuesto ataque del grupo radical islámico Boko Haram contra una base militar y una comisaría policial, informaron testigos citados por los medios locales.

El atentado ocurrió en la ciudad de Buni Yadi, en el estado septentrional de Yobe, uno de los territorios del norte del país en los que el Gobierno ha declarado el estado de emergencia para combatir a los fundamentalistas.

"Iban disfrazados con uniformes militares y se acercaron a la puerta con camionetas y carros blindados pintados de color militar. Los soldados los confundieron con colegas y abrieron la puerta antes de que los atacantes abrieran fuego contra ellos", relató un testigo al diario "Daily Trust".

Aunque la Policía del estado de Yobe confirmó el ataque sin dar detalles del suceso, varios residentes de la localidad aseguraron al periódico que habían visto los cadáveres de diez soldados y quince policías.

Otro testigo contó que los atacantes aseguraron a los residentes de que no iban a matar a ningún civil, puesto que su objetivo eran los "hombres de uniforme".

Tras asaltar la base militar y la comisaria policial, los atacantes volvieron a la ciudad y prendieron fuego a los edificios del gobierno y quemaron varios coches en la residencia del jefe de distrito.

Pese a que el ataque no fue reivindicado por ningún grupo, se sospecha que fue obra de Boko Haram, autor de numerosos atentados en el norte del país.

Este grupo armado todavía retiene a más de 200 niñas secuestradas hace más de un mes en la localidad de Chibok y ha amenazado con venderlas si las autoridades no liberan a fundamentalistas presos en el país.

Boko Haram significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado" y lucha por imponer un Estado islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Desde que la Policía acabó en 2009 con el entonces líder y fundador de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 4.000 muertos.

Habitada por unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus diferencias políticas, socioeconómicas, religiosas y territoriales.