Público
Público

107-106. Fernández y Roy le robaron el triunfo a los Nuggets

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escolta español Rudy Fernández, que salió de titular, y el Brando Roy anotaron sendos triples consecutivos que permitieron a los Trail Blazers de Portland forzar la prórroga par luego ganar por 107-106 a los Nuggets de Denver.

Fernández, que jugó 44 minutos, también dio una asistencia y recuperó un balón decisivo en la prórroga para ser junto con el ala-pívot LaMarcus Aldridge los jugadores claves en el triunfo de los Trail Blazers.

El equipo de Portland disputó dos partidos consecutivos con prórroga después que el pasado miércoles también lo hicieron ante los Lakers de Los Ángeles para perderlo por 101-106 tras dejarse arrebatar una ventaja de seis puntos en el último minuto del tiempo reglamentario.

Aldrigde volvió a ser el líder de los Trail Blazers al conseguir un doble-doble de 24 puntos con 14 rebotes y tres tapones para encabezar una lista de cinco jugadores que tuvieron dobles dígitos.

Junto a Fernández, Roy y el base Andre Miller anotaron 18 puntos cada uno y el escolta Wesley Matthews logró 16 puntos que dejaron a los Trail Blazers con un 44 por ciento de acierto en los tiros de campo y de triples (10-23), incluidos cuatro del jugador español.

El último de su cuenta personal que anotó cuando faltaban 15 segundos para concluir el tiempo reglamentario abrió el camino del empate y la prórroga con el parcial de 94-96.

El alero italiano Danilo Gallinari falló uno de los dos tiros de personal que hizo con 13 segundos y a la siguiente posesión de los Trail Blazers y cinco para finalizar, Roy, que jugó de reserva, en lo que fue su segundo partido consecutivo desde que regresó recuperado de la operación de rodillas, anotó el triple del empate a 97-97.

Fernández, que también iba a tener protagonismo en la prórroga, concluyó el partido con 5 tiros de campo anotados de los 12 que hizo, incluido ocho desde fuera del perímetro, y 4 de 6 desde la línea de personal, capturó seis rebotes, repartió cinco asistencias e hizo el robo clave en la prórroga.

Roy, que estaba previsto jugase sólo 15 minutos lo hizo durante 25 para poder ayudar al equipo hasta que se pueda incorporar el alero Gerald Wallace, que fue traspasado por los Bobcats de Charlotte, y estuvo ya presente en el partido, sentado en el banquillo de los reservas, pero con vestido de calle.

La victoria permitió a los Trail Blazers quedarse con marca de 33-25 y subir al segundo lugar de la División Noroeste, al tener mejor porcentaje que los Nuggets (34-26), que rompieron racha de tres triunfos consecutivos y sufrieron la primera derrota desde que el alero Carmelo Anthony fue traspasado a los Knicks de Nueva York.

A pesar de la derrota, el entrenador de los Nuggets, George Karl, se mostró ilusionado con el rendimiento que comienzan a tener los nuevos jugadores que llegaron de los Knicks a cambio de Anthony.

Especialmente Gallinari que aportó 30 puntos con nueve rebotes y dos asistencias, mientras que el alero Wilson Chandler, otro de los jugadores que llegó de los Knicks, alcanzó los 20 tantos, en su primer partido como titular en el puesto del veterano Kenyon Martin, que fue baja por enfermedad.

El pívot brasileño Nené Hilario fue el líder en el juego bajo los aros al conseguir un doble-doble de 12 puntos con 11 rebotes después de haber jugado 40 minutos.

Hilario anotó 3 de 6 tiros de campo y 6-9 desde la línea de personal, repartió dos asistencias y recupero dos balones.

Ficha técnica:

107 - Portland Trail Blazers (25+24+16+32+10): Miller (18), Matthews (16), Aldridge (24), Fernández (18), Batum (8) -cinco inicial-, Roy (18), Johnson (-), Mills (5) y Babbitt (-).

106 - Denver Nuggets (19+20+33+25+9): Afflalo (19), Lawson (6), Nené (12), Chandler (20), Gallinari (30) -cinco inicial-, Harrington (4), Andersen (-), Felton (7) y Smith (8).

Árbitros: Joe Crawford, Derek Richardson y Sean Wright. No señalaron faltas técnicas. No hubo eliminados por personales.

Incidencias: Partido de la jornada de baloncesto profesional de la NBA, que se disputó en el Rose Garden, de Portland, ante 20.659 espectadores.