Público
Público

Los 11 gitanos búlgaros expulsados de Francia llegaron a Varna

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer grupo de 11 gitanos búlgaros, entre ellos cinco menores, expulsados ayer de Francia, llegaron hoy a la ciudad de Varna, la capital portuaria del país balcánico, en un vuelo de Sofía, donde pasaron la noche.

Se trata de los primeros once búlgaros, de 41 ciudadanos de este país balcánico, que Francia se ha propuesto repatriar, entre los 700 miembros de esta minoría ética, la mayoría rumanos, confirmaron a Efe fuentes oficiales.

La cadena de radio privada Focus comentó que los gitanos se mostraron en general reacios a hablar sobre las razones por las que, oficialmente de forma voluntaria, han abandonado Francia.

Durante la "bienvenida" a los recién llegados, con una fuerte presencia de la prensa, no faltaron momentos de tensión, ya que no todos aceptan ser filmados o fotografiados, y reaccionan a veces con cierta violencia a dichos intentos.

La excepción fue Sevdalina Alexieva, que declaró a los numerosos periodistas presentes en el aeropuerto que ha vuelto a Bulgaria junto con sus tres hijos de forma voluntaria.

"Trabajaba allí como mujer de la limpieza en un restaurante. Ganaba al menos 2.000 euros al mes y criaba sola a mis tres hijos que iban a una escuela local. Y yo estudiaba francés en una escuela de la iglesia. La iglesia me ayudaba cuando mis hijos estaban enfermos", relató Sevdalina.

"El único pecado mío era que no tenía contrato laboral ni pagaba seguros sociales", añadió.

Sevdalina, que nació en Varna, explicó que con los 600 euros, 300 euros por adulto y 100 por cada hijo, que aceptó de las autoridades francesas a cambio de aceptar voluntariamente ser repatriada, irá de vacaciones a la playa.

"Después veré cómo andarán las cosas aquí. Si no me siento feliz, iré de nuevo al extranjero", explicó.

Grupos locales de defensa de esta minoría étnica han advertido de que los gitanos repatriados van a afrontar una vida difícil, marcada por la pobreza y la discriminación social.

En el censo de 2001 se cifraba en unos 370.000 el número de gitanos búlgaros, aunque algunas ONG elevan ese dato hasta 800.000 personas, cerca del 10 por ciento de la población total del país.

Gran parte de ellos, vive en condiciones miserables en los suburbios de las principales ciudades como Sofía, Plovdiv o Varna.

Según estimaciones de la autoridades búlgara, de los 30.000 búlgaros residentes en Francia, entre 2.000 y 3.000 son gitanos.