Público
Público

"El 11 de julio, la crisis se acabó..."

Las otras campeonas crecieron más de lo previsto. Los expertos no lo ven claro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

De los muchos lemas que se corearon el domingo por la noche en Cibeles, uno era especialmente optimista. 'El 11 de julio, la crisis se acabó', entonaban con relativo éxito los seguidores de La Roja mientras apuraban latas de cerveza cortesía de los vendedores chinos. Existe la creencia de que ganar un Mundial beneficia a la economía, una teoría que apoyan los políticos pero de la que discrepan los expertos, que no ven tan clara la relación. Un estudio de ABN Amro, un banco holandés (casualidades de la vida), calculó de cara a la cita de 2006 que la victoria en el Mundial tenía una repercusión en el PIB de cerca de 0,7 puntos porcentuales adicionales. La misma entidad ha sido más cauta este año y ha previsto una mejora del 0,25% para la ganadora.

El profesor de IESE Business School Javier Díaz-Giménez explica que una aportación extra de ese tamaño al PIB significaría que cada español se gasta de media 80 euros más que si La Roja no hubiera ganado el Mundial. Pero, ojo, no vale que el mes que viene, decida enmendarse y ahorrarlos en otros gastos, porque el efecto quedaría neutralizado.

Algunos estudios cifran el efecto entre 7 y 3 décimas extra de PIB

Emiliano Carluccio, del laboratorio de predicciones de la Universidad Carlos III, desdeña una subida del PIB de dos o tres décimas. En las circunstancias actuales, cree que es 'una discrepancia estadística'. Dos o tres décimas sí importan, sin embargo, porque España pasaría de estar otro año más en negativo, a lograr un crecimiento internanual, ya que la previsión actual de media es que la economía caerá un 0,3% este año.

Fuera o no por el Mundial, lo cierto es que el PIB de Italia (campeona en 2006) creció ese año un 2%, su tasa más alta en una década y casi medio punto más de los previsto inicialmente. También repuntaron abruptamente las economías de los otros cuatro campeones anteriores: Argentina, Alemania (un 5,7% en 1990, también su ritmo más alto en dos décadas), Brasil y Francia.

Con todo, los expertos son escépticos, aunque sí entienden la influencia que una victoria así imprime sobre el estado de ánimo. Los animal spirits, que decía Keynes. Por lo pronto, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, dijo hoy que la victoria 'es una prueba de que cuando nos proponemos algo lo conseguimos, y que además nos crecemos ante las dificultades. Todo eso es bueno, da confianza en nuestro país, dentro y fuera, y eso también será bueno para el PIB', informa D. Basteiro.

Salgado dice que el triunfo será 'bueno' para el crecimiento

Su homólogo de Industria, Miguel Sebastián, propuso crear un grupo de trabajo que potencie la marca España en el exterior en beneficio de las exportaciones. El ministro, futbolero confeso, destacó el 'impulso' que dará a la imagen de España el triunfo de La Roja.

Mientras se confirman (o no) los buenos augurios, hay quien ha hecho su agosto con el Mundial: desde Adidas (que ha vendido 100.000 camisetas de la selección durante el torneo), hasta los fabricantes de banderas, las operadoras de móviles (el tráfico de SMS se llegó a triplicar durante la final) y, claro, los bares. La victoria mundialista ha disparado hasta un 60% las ventas en hostelería, y el consumo de cervezas (15%), refrescos (20%) y pizzas (42%), según datos de la Federación Española de Hostelería (FEHR).

Hay alguna empresa a la que la victoria va a suponer, en cambio, un desembolso extra. La lista es larga: Pelayo (que hoy ya había regalado casi 10.000 seguros de accidentes), Sabadell (que ha elevado la rentabilidad de uno de sus depósitos), Carrefour (que deberá canjear 10.000 vales por valor de 100 euros que repartió entre sus clientes entre los días 14 y 31 de junio), Panda Security (que regalaba antivirus), Tom Tom (que prometió navegadores)... Banesto, uno de los patrocinadores de La Roja, lanzó al mercado un depósito cuya rentabilidad deberá elevar un punto (hasta el 4% TAE) tras la victoria española. Le costará más de 10 millones de euros, pero la entidad asegura que 'estaba deseando que España ganase el mundial'.

Otro tanto dice el grupo de electrónica Toshiba, al que la asociación de consumidores Facua reprochó hoy que no avisara de que para ganar una televisión o un ordenador gratis, no bastaba con comprárselo al fabricante nipón y que España ganase el Mundial: también había que registrarse en una web. En Toshiba se dicen 'atónitos' por las quejas de Facua: 'No ha dado tiempo a que viniera nadie a reclamar'.