Público
Público

Unos 120.000 habitantes de Serbia se quedan sin calefacción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Unos 120.000 habitantes de las ciudades norteñas serbias de Novi Sad y Pancevo se han quedado sin calefacción durante la noche pasada, con gélidas temperaturas bajo cero, debido al corte total del suministro de gas procedente de Rusia.

Varias plantas de calefacción en Novi Sad y Pancevo, 80 y 25 kilómetros al norte de Belgrado, respectivamente, no tienen la posibilidad técnica de pasar a carburantes alternativos, por lo que amplios barrios de esas ciudades se quedaron con los radiadores fríos.

Las autoridades de Novi Sad han asegurado generadores para un hospital infantil y otras instalaciones prioritarias y se espera que la mayoría de los ciudadanos use la electricidad para la calefacción de las viviendas.

En Pancevo, todas las empresas e instituciones han reducido hoy el horario de trabajo y algunas suspenderán por completo sus actividades hasta que no se solucione el problema de la calefacción.

También las ciudades de Becej, Kikinda, Velika Plana, Beocin, Jagodina, Loznica y partes de Cacak quedarán en pocas horas sin calefacción, ya que está bajando la presión en los tubos por los que se suministra gas a los consumidores en esas zonas de Serbia.

El consumo de la electricidad aumenta con rapidez en el país y las autoridades apelan al uso racionalizado al máximo de esa fuente de energía.

En los últimos días de intenso frío, con temperaturas de hasta nueve grados bajo cero, se registró un consumo récord de energía y no se descarta que Serbia tenga que importar electricidad.

Belgrado espera hoy la respuesta de Rusia a la petición de recibir gas a través del gasoducto de Bielorrusia, después de haber fracasado ayer en su intento de adquirir cantidades limitadas de ese carburante de las reservas de Hungría, su vecino del norte, afectado también por el corte de los suministros gasísticos que llegan de Rusia a través de Ucrania.