Publicado: 30.08.2014 13:52 |Actualizado: 30.08.2014 13:52

120 kilómetros por la educación pública en Catalunya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rosa Cañadell
Licenciada en Psicología. Profesora jubilada. Ex-portavoz del sindicato USTEC-STEs

Esta semana, desde el sábado 23 hasta el sábado 30 de agosto, ha tenido lugar en Cataluña la Segunda Marcha Educativa. En plenas vacaciones y con el verano aún no terminado, un grupo de jóvenes (y no tan jóvenes) han andado unos 120 Km., han visitado unas 15 ciudades o pueblos de la costa catalana, desde Gerona hasta Barcelona, y han realizado más de 40 actos. Armados con camisetas amarillas (color de la Marea por la educación en Cataluña), mochilas, agua, pancartas y un pequeño megáfono, van recorriendo camino con consignas y canciones.

Son maestras y maestros, de 0-3, primaria, secundaria y universidad, alumnos, padres, madres, niños y niñas... personas que forman parte de la comunidad educativa o que están interesadas en la educación. No son mucho más de 40 o 50, pero cuando llegan a los pueblos, la comunidad educativa y los vecinos y vecinas los reciben con música, pasacalles, gigantes... y reúnen hasta 500 personas o más, según el lugar.

En cada pueblo o ciudad ya los esperan y, según las posibilidades, organizan una gran bienvenida. Les ofrecen comida, cena, merienda, bebidas ... y un lugar para dormir: en un gimnasio, en un centro cívico, en una escuela o en un instituto. Cada día hay charlas, mesas redondas, debates, actos reivindicativos y actuaciones musicales.

Es la segunda Marcha. El año anterior se inició en Ribes de Fresser donde "visitaron" la casa de veraneo de la Consellera de educación Irene Rigau y marcharon por el interior de Cataluña. Este año han marchado por la costa y la "visita" ha sido en una de las casas del ex-presidente Jordi Pujol, en un pueblo del Maresme.

La Marcha, a igual que el año anterior, ha funcionado muy bien, con una mezcla de solidaridad, protesta, cansancio, alegría y fiesta. A partir de la idea de que "la lucha educa", los núcleos más activos han encontrado nuevas formas de hacer visible la grave situación que está sufriendo la enseñanza pública de Cataluña y han ido creando lazos entre los diferentes estamentos de la comunidad educativa así como construyendo redes territoriales. Además de todo ello, la marcha tiene tres objetivos: la denuncia, la protesta y la propuesta.

Básicamente denuncian: los recortes, el aumento de alumnos por aula, la precariedad laboral del profesorado interino y sustituto, el decreto que hace desaparecer la democracia en los centros, la gran cantidad de dinero público que sirven para financiar los conciertos de los centros privados, sobre todo de aquellos que segregan por sexo y hacen selección por clase social. Denuncian la LEC (Ley Educativa de Cataluña) como la ley que ha permitido que los recortes recayeran siempre en los centros públicos y nunca en los privados, que ha hecho posible la precariedad del profesorado más vulnerable y ha dado un poder desmesurado a las direcciones en el acceso a los puestos de trabajo, lo que puede acabar con la democracia y la participación, condiciones absolutamente necesarias por una tarea colectiva como es la educación. Denuncian que mientras se regalan millones de euros a los bancos y se aumenta el gasto militar, se ha dejado sin beca a miles de niños y niñas en situaciones muy precarias y sin la posibilidad de acceder a las Escoles Bressol (de 0-3 años) a aquellas familias con pocos recursos. Denuncian que la LOMCE acabará de arruinar la educación pública, pero que, en el fondo, es igual que la LEC pero "en castellano". Denuncian el ataque del PP a la lengua catalana y a la inmersión lingüística, que tantos buenos resultados había dado.

Y, ante todo esto, explican una propuesta: la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por un Nuevo Sistema Educativo de Cataluña. Una propuesta que ha sido elaborada a iniciativa de la "Assemblea groga" y que ya ha sido aceptada a trámite por el Parlamento de Cataluña. Ahora sólo falta recoger muchas firmas los próximos meses y que esta nueva ley se pueda discutir democráticamente en el Parlamento. La ILP propone un nuevo sistema educativo en Cataluña que asegure el derecho a la educación gratuita desde 0-3 hasta la universidad, que acabe con los conciertos y la participación de las empresas en los centros educativos; un sistema educativo que recupere la gestión democrática en los centros, que acabe con la precariedad laboral y dé estabilidad a las plantillas y que la financiación de la educación pública esté a la altura de nuestro país: como mínimo dentro de la media europea y no muy por debajo como estamos ahora.

Finalmente, y como no podía ser menos, los asuntos de la familia Pujol-Ferrussola también han estado presentes, tanto en las consignas: "El dinero de Pujol para las Escoles Bressol", como en las canciones: "La habanera del 3 %" (canción popular con letra alusiva al dinero del ex-presidente escondido en Andorra). Y así, entre humor y reivindicación, entre calor y comidas populares, entre música y consignas, los caminantes por la educación han recorriendo el largo camino.