Público
Público

El 15-M entrega en Madrid cientos de alegaciones a las multas de Cifuentes

Activistas del movimiento denuncian que la Delegación de Gobierno lleva a cabo una estrategia de "represión de baja intensidad" y que son sancionados por "ejercer su derecho fundamental de reunión"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La emblemática fecha del 15 de mayo de 2011, que dio nombre al movimiento social que nacía los siguientes días en la Puerta del Sol y otras plazas del país, estuvo marcada por las cargas policiales y 19 detenidos tras la manifestación. Desde esa fecha, decenas de ciudadanos han sido detenidos mientras participaban en las protestas y muchos han pasado ya por el juzgado. Pero mucho menos visibles que las detenciones han sido durante este tiempo los centenares de identificaciones que han llevado a cabo los agentes de policía a indignados, transeúntes y periodistas. Pasados los días, muchas de estas personas se encuentran con una carta de la Delegación de Gobierno en el buzó de su casa firmada por Cristina Cifuentes.

'Las imágenes de la Policía golpeando a manifestantes que ejercen su derecho a la desobediencia civil se han vuelto demasiado incómodas', explica Pablo Padilla, identificado y durante la segunda protesta de 'Yo no pago' en el metro de Madrid antes de que nadie saltara los tornos. El joven entiende que 'el gobierno cambia su estrategia hacia una más silenciosa e invisible. Creen que sepultándonos bajo multas conseguirán detener la movilización, conseguirán que nos quedemos en casa, pero nada más lejos de la realidad'

Ante la montaña de sanciones administrativas que ahogan a muchos de los activistas del movimiento 15-M, en Madrid han decidido protestar contra estas 'prácticas constantes de represión de baja intensidad contra la ciudadanía', como explica la convocatoria en la web. Los indignados defienden que han sido sancionados 'por ejercer su derecho fundamental de reunión, especialmente protegido por la Constitución Española, e íntimamente ligado con otros dos derechos fundamentales: el de libertad de expresión (art 20 CE) y el de participación política directa (art. 23 CE)'.

350 personas serán multadas por su participar en el aniversario del movimiento

Según estiman desde el movimiento, con unas sanciones que oscilan entre 300 y 30.000 euros la recaudación total puede llegar a varios centenares de miles de euros. Y es que, sólo en la concentración del 27 de abril hubo más de 70 personas sancionadas, y la Delegación de Gobierno ha anunciado que 350 personas más lo serán por su participación en las movilizaciones del anversario del movimiento del 12 al 15 de mayo.

Por eso, desde la web han invitado a 'las personas que han sido sancionadas por participar pacíficamente en actos convocados por el 15-M a una entrega conjunta de las alegaciones a dichas sanciones' hoy jueves a las 12:00 horas en la Delegación de Gobierno de la capital, en la calle García de Paredes 65. Como ya es costumbre, la protesta ha sido acompañada con un hagstag en la red social Twitter, que en este caso ha sido #Cifuarchiva, que ayer llegó a colocarse entre los más difundidos de España.

Julen es otro joven que ha sido multado dos veces después de haber sido identificado. 'La primera vez fue en la primera acción del ‘Yo no pago' en el metro', como Padilla. 'La Policía nos identificó y nos dijo que si nos íbamos de allí no nos pasaría nada y así lo hicimos. Unos días después teníamos la multa en casa'.

'Lo que ha hecho Cifuentes es poner un impuesto al sentido común' Unas semanas más tarde, Julen estaba en la protesta concentración contra la aprobación de reforma laboral que fue de Sol hasta los alrededores del Congreso de los Diputados. 'Allí la Policía empezó a cargar contra los manifestantes y yo me eché a un lado con las manos en alto para que vieran que no estaba haciendo así. Pero igualmente me pararon y me identificaron a mí y a otras personas que pasaban por allí'.

'Lo que ha hecho Cifuentes es poner un impuesto al sentido común. Cuando rescatan bancos con nuestro dinero, es de cajón salir a la calle a protestar. A partir de ahí, tenemos todo el derecho del mundo a convertirnos en evasores', explica Abel, otro de los multados que acudirá hoy a la Delegación de Gobierno que prefiere no dar su verdadero nombre.

Cada una de las multas que han recibido tanto Pablo como Julen han sido de 300 euros. 'Voy a acudir a la convocatoria para entregar las alegaciones, aunque no va servir de nada', explica Julen. Sin embargo, sabe que 'no va a servir de nada', pues 'siempre que dice la Policía va a misa y da igual lo que alegue el acusado. Como decía el jefe de los Mossos en un programa de 'Salvados', 'la policía siempre tiene que ganar''.