Público
Público

El 15-M impulsa desde un bloque crítico una huelga "necesaria"

Los indignados secundan un paro "inclusivo" en el que también se vean representados los desempleados, los jóvenes y los pensionistas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No simpatizan con las cúpulas de los sindicatos de clase, a las que han criticado por su 'falta de liderazgo' y por su 'sometimiento al poder político', pero sintonizan con sus bases y creen que es el momento de remar juntos. Por eso apoyan la huelga general del 29-M aunque lo hagan desde un 'bloque crítico'. Asambleas del 15-M de Madrid, colectivos universitarios, asociaciones de vecinos y centros sociales se han unido bajo la iniciativa Toma la huelga para mostrar en la calle su rechazo a una reforma laboral impopular que, creen, conlleva una 'merma de derechos'.

Sectores del 15-M y colectivos que giran en su órbita llevaban tiempo reclamando la convocatoria de un paro general que consideran 'necesario'. Cuando la reforma laboral precipitó su convocatoria, se pusieron a trabajar para 'visibilizar aspectos que los sindicatos no son capaces de visibilizar', explica uno de los colaboradores de esta iniciativa que prefiere no decir su nombre.  

Los indignados aseguran que, aunque fue un tema que generó debate, 'no fue complicado' llegar a acuerdos para secundar la convocatoria de las centrales. 'Es una respuesta inteligente. Hemos tenido claro que el enemigo es esta reforma laboral y los ajustes como medida para salir de la crisis', explica Fabio, que colabora en Toma la Facultad, la rama de estudiantes indignados vinculados al 15-M. Desde Toma la Huelga insisten en que su objetivo es 'entender la jornada de paro como algo que pertenece a las personas, no a una estructura determinada'.

En este sentido, consideran que el 15-M aporta un 'valor añadido' a la convocatoria, especialmente en los barrios, donde hay preparadas comidas populares y piquetes informativos para contribuir a una jornada 'alegre', a la par que reivindicativa. Así, en Toma la Huelga ponen en valor la importancia de articular una huelga 'inclusiva' en la que se vean representados los desempleados, los jóvenes y los pensionistas. 'Si la huelga es solo de los asalariados, deja fuera a una mayoría social', explican. 

Democracia Real Ya (DRY), una de las ramas del 15-M, también respalda la convocatoria de huelga desde el bloque crítico. 'Tenemos que luchar con todas las armas a nuestro alcance a favor de los derechos de los trabajadores. Este paro tiene que ser un toque de atención a Rajoy y a los mercados', asegura Kike Castelló, integrante de DRY. 

En la capital, además de los piquetes y mesas informativas en los barrios, uno de los platos fuertes de la jornada tendrá lugar a las 16.30 horas del día 29, cuando los indignados tienen previsto hacer una 'siesta simbólica' en la Plaza de Cibeles y bajo el lema 'dormíamos, despertamos', marchar hacia la Puerta del Sol, epicentro del Movimiento 15-M desde su eclosión. El resto de actividades que llevará a cabo la iniciativa Toma la Huelga en Madrid puede leerse aquí

Aunque la iniciativa es eminentemente madrileña, indignados de otras ciudades españolas también preparan acciones reivindicativas para este 29-M y tienen previsto unirse a las convocatorias de las centrales sindicales a través de bloques críticos.