Público
Público

El 15-M regresa a Sol mejor organizado y con más argumentos

Pese a que la asistencia no es la misma que dos años atrás, cuando estalló de forma espontánea la indignación contra el rumbo de gestión de la crisis económica, el movimiento vuelve a salir a la calle en

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Han pasado ya dos años de aquella primavera de 2011 en la que estalló la movilización social contra los recortes sociales y pidiendo más democracia frente a unos partidos que ya no representan a un sector creciente de la población. Y este domingo el movimiento ha vuelto a sacar músculo con motivo de su segundo aniversario, que al igual que el año pasado ha trasladado al 12-M. El lema, De la indignación a la rebelión: escrache al sistema, ya indica alguno de los cambios que ha experimentado en este tiempo.

A las 17.00 horas se daba el pistoletazo de salida desde Atocha, Colón y Templo de Debod, los lugares de donde han partido las tres marchas que han confluido en Cibeles para entrar todos juntos en la Puerta del Sol. Allí, después los gritos contra los recortes y pidiendo la dimisión del Gobierno, cuando han sonado las campanadas que indicaban que ya eran las 20.00 horas toda la plaza ha enmudecido en un 'grito mundo' y ha guardado silencio durante un minuto. Al terminar, como una única voz, las miles de personas que llenaban la plaza han gritado unidas: 'Sí se puede'.

Tres marchas han recorrido Madrid para confluir en Cibeles y entrar juntas a la Puerta del Sol

Las marchas, si bien menos numerosas que las de dos años atrás, mostraban sin duda un movimiento más estructurado y con colectivos más centrados en luchas específicas. En este sentido, en la columna que ha salido del Templo de Debod estaba la Comisión de Feminismos de la Acampada Sol gritando contra la ley del aborto de Gallardón, mientras miembros de la Marea Verde clamaban por la Educación pública. Carlos Crespo, un joven parado de 28 años que caminaba en esta marcha, explicaba que ha acudido 'porque el movimiento sigue vivo dos años después y hay que demostrarle a este Gobierno corrupto que la ciudadanía no quiere estos recortes ni esta política'.

'Es imposible negar que la crisis que vivimos está teniendo un impacto social tremendo. Es lógico y sintomático de la buena salud de nuestras democracias que exista una contestación social a muchas de las medidas políticas que se toman'. Así lo reconocía este mismo domingo el propio Mariano Rajoy en un gesto de compresión hacia las manifestaciones. Sin embargo, los activistas no olvidan que, como denunció Amnistía Internacional, el Gobierno está cometiendo importantes excesos en la represión de las movilizaciones y los agentes de la Policía a menudo se extralimitan en el uso de material antidisturbios, como dejan constancia el muerto y los tres tuertos que ha habido en los últimos años en contextos de actuaciones de los UIP. Y, por eso, también se han repetido los lemas contra la violencia policial.

En Sol se ha rendido homenaje a a José Luis Sampredo y Stefan Hessel, recientemente fallecidos

En Sol, los yayoflautas han tildado al ejecutivo del PP de 'hijos del franquismo' y han afirmado que desean 'que a los jóvenes no les pase lo que le pasó a nuestros padres, que tuvieron que emigrar al extranjero'. Después, uno de los portavoces de la consulta ciudadana por la Sanidad Pública ha homenajeado a dos intelectuales que han inspirado a muchos para salir a la calle a protestar y que han fallecido en el último año, José Luis Sampredo y Stefan Hessel. Precisamente, ha sido la viuda de Sampedro, Olga Lucas, la que, emocionada, ha agradecido el recuerdo a su marido y ha leído los resultados de la consulta. De los 935.794 votos en la Comunidad Autónoma de Madrid, el 99,4% ha votado en contra de la privatización. Y a ella los yayoflautas le han entregado un ramo de flores y un chaleco como los que ellos utilizan para nombrarle, junto a su marido, 'miembros de honor' del colectivo.

Cuando ha finalizado la protesta pasadas las 20.00 se ha dado paso a Toma tu Ágora, las asambleas que el movimiento había convocado en las plazas aledañas. El objetivo de estas asambleas, que funcionan de forma horizontal como ha caracterizado siempre al 15-M, era que los colectivos locales de los barrios y pueblos pudieran abrirse a ciudadanos que aún no participan activamente en el movimiento y hacer una valoración de este año de luchas contra los planes de auteridad que manda Bruselas y por una nueva democracia.