Público
Público

El 15-M toma hoy las calles con movilizaciones en toda España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El movimiento 15-M vuelve a tomar hoy las calles de las principales ciudades españolas para reiterar su rechazo a los bancos y los gobiernos y para mostrar su oposición al pacto del euro, con la intención de que las movilizaciones sean pacíficas y no se produzcan incidentes.

Con estas manifestaciones, los indignados pretenden que los bancos y los gobiernos escuchen "que no están de acuerdo con las medidas y recortes que han tomado", según la convocatoria enviada a los medios de comunicación.

En Madrid, seis marchas partirán por la mañana desde diferentes puntos para confluir alrededor de las 14:00 horas en la Plaza de Neptuno, como destino final y con un amplio dispositivo policial de control y prevención.

Las movilizaciones fueron convocadas por la Coordinadora de Barrios y Pueblos en Lucha hace meses con la idea de que fuera una "marcha anticrisis" y ahora, distintas organizaciones, colectivos y plataformas se han unido a la reivindicación.

Y como en Madrid, ocurrirá en las principales ciudades españolas, donde las manifestaciones tendrán lugar por la tarde y se sucederán las protestas con lemas como "no más recortes sociales", "no a la corrupción" o "no somos mercancía en manos de políticos y banqueros", entre otros.

Los organizadores han insistido en que las protestas, que prevén sean masivas, son de carácter pacífico e intentarán abortar cualquier conato de incidente.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se refirió ayer en San Petersburgo a las movilizaciones y advirtió de que el derecho a la manifestación hay que ejercerlo cumpliendo las reglas de la democracia.

Zapatero aseguró que "la democracia es libertad con reglas y una regla sagrada es la garantía de las libertades colectivas y el ejercicio de los derechos de manera pacífica", al tiempo que mostró su confianza en que las manifestaciones cumplan esa norma como ha ocurrido hasta ahora en la mayoría de las protestas.

El vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó el pasado viernes que si las concentraciones se desarrollan pacíficamente se actuará con prudencia y que "si alguien lo quiere hacer mal" se recurrirá a la firmeza.