Público
Público

Sólo el 16 por ciento de las víctimas de crímenes machistas en 2010 había denunciado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, ha lamentado hoy que sólo el 16,1 por ciento de las 31 mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas en 2010 había denunciado a sus respectivos agresores, en tanto que ha descartado que la ley contra la violencia de género no sea efectiva.

Ante los últimos dos crímenes machistas ocurridos entre ayer y hoy en Gijón y Almería, Lorente ha mostrado, en declaraciones a Efe, su preocupación por el aumento de casos con respecto a 2009, año en el que por estas fechas la cifra de asesinadas era de 22, es decir, nueve menos que en 2010.

Según el delegado del Gobierno para la Violencia de Género, aunque los casos de 2010 "son muchos y muy parecidos entre sí", el perfil con respecto al de 2009 "ha cambiado", ya que las víctimas son de mayor edad y la mayoría, el 71 por ciento, convivía con su agresor (en 2009, era el 47,9 por ciento).

En este sentido, mientras que el 51,6 por ciento de las asesinadas en 2010 era mayor de 40 años, en 2009, era el 47,6 por ciento.

El perfil de las asesinadas en 2010 refleja que no acuden a las autoridades (el 83,9 por ciento) para denunciar su situación, por lo que las medidas de protección no se pueden poner en marcha.

Por ello, Lorente ha insistido en que ya que las mujeres no denuncian, sus familiares "deben estar muy pendientes para ayudarles" y en el caso de los del agresor, "estar muy pendientes para que éste no continúe".

Lorente también ha destacado tres factores generales que se han detectado en estos cinco meses y que si bien no se puede decir que los asesinatos machistas se deban a ellos, sí influyen.

El primero de ellos es la polémica de las denuncias falsas, que "cuestionan el testimonio de la mujer"; otro factor es el que al haber habido más casos, hay más presencia mediática que perdura en el tiempo, por lo que algunos agresores "tienen un efecto imitación" y "el efecto paso a la acción".

El tercer factor, a juicio de Lorente, es que al haber habido una evolución positiva en cuanto a la prevención de casos en 2009, la maltratada puede tener la sensación de que el problema "tiene una solución sencilla", por lo que deja pasar el tiempo, mientras que el agresor ejerce más dominio sobre ella.

En cuanto a las declaraciones del presidente del PP, Mariano Rajoy, en Almería en las que ha afirmado que es probable que sean necesarias "leyes mejores y más eficaces" contra la violencia de género, Lorente ha recalcado que "tenemos con diferencia la mejor ley de Europa".

El problema, ha explicado el delegado del Gobierno, no es de la ley en términos jurídicos, sino "de la ley moral que existe en la sociedad, que hace que después de 31 mujeres asesinadas todavía busquemos justificaciones aisladas, más allá de lo que es el hecho de que haya hombres que justifican el poder o el control de la mujer a través de la violencia".

"Ese cambio social y cultural en cuanto a referencias es el que tiene que producirse y en eso la ley es en lo que está favoreciendo", ha aseverado Lorente, quien ha agregado que si la ley contra la violencia de género fuera mala, "se hubiera visto desde el inicio de su aplicación", en 2004.