Público
Público

17 años y medio de cárcel por asesinar a su novia al tirarla por el balcón

Manuel D.S.G.R. tendrá que indemnizar a los padres de la víctima con 200.000 euros y no podrá acercarse a ellos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Audiencia Provincial de Ávila ha condenado a una pena de 17 años y seis meses de cárcel a Manuel D.S.G.R. por el asesinato de su novia, de 17 años, a la que tiró desde el balcón de su vivienda, y ha establecido las circunstancias agravante de parentesco y atenuante de embriaguez.

La sentencia establece que el condenado tendrá que indemnizar a los padres de la víctima con 200.000 euros en concepto de responsabilidad civil y, en un plazo máximo de diez años, después de cumplir condena, no podrá acercarse ni ponerse en contacto con ellos.

Tras cinco días de juicio, un jurado popular declaró el pasado sábado al encausado culpable de un delito de asesinato por haber arrojado a su pareja sentimental desde el balcón de la cocina de la vivienda que ambos compartían el 25 de septiembre de 2005.

El magistrado presidente de la Audiencia Provincial de Ávila señala como probado que la convivencia durante el verano de 2005 entre el condenado y la víctima era mala, con desavenencias y enfrentamientos reiterados en el interior de la vivienda.

También confirma la sentencia que el procesado se encontraba en la casa en el momento de los hechos y que, minutos antes de la muerte, la pareja había reanudado una discusión iniciada horas antes, que desencadenó el fatal desenlace, cuando el condenado levantó a la víctima, que se encontraba en la terraza con síntomas evidentes de embriaguez, y la lanzó al vacío desde más de 13 metros de altura.

Una vez consumado el asesinato, según el magistrado, el acusado llamó a la Comisaría de Policía para denunciar que había discutido con su novia, que le había quitado las llaves del domicilio y que 'dado que hacía un mes que ésta había intentado suicidarse, temía que volviese a intentarlo'.

Durante el juicio, el ahora condenado, sostuvo en todo momento que no estuvo en el domicilio la noche de autos, pero como ha constatado el magistrado de la Audiencia Provincia en su sentencia, una huella de las deportivas que calzaba aquel día fue encontrada en la terraza por la que cayó la víctima, sobre restos de lentejas aún líquidas que se habían arrojado durante la discusión previa.

'No puede discutirse que fue el acusado quien, a sabiendas, lanzó de cabeza a su pareja, que además estaba aturdida por haber ingerido abundante alcohol, y que lo hizo sin que pudiera defenderse, ya que la víctima estaba bien dormida o bien totalmente desinhibida, tal y como afirmó el médico forense, lo que propició que el acusado no tuviera resistencia de la víctima', señala la sentencia.

En un principio, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que intervinieron pensaron que podría tratarse de un suicidio, pero el magistrado entiende que esta posibilidad debe ser descartada porque, según el médico forense, la víctima tenía una tasa de alcohol elevada que se traducía en un estado de desinhibición incompatible con un intento de suicidio.

La Fiscalía pedía para el acusado 18 años de prisión y 20 la acusación particular, aunque finalmente el magistrado de la Audiencia Provincial de Ávila ha establecido una condena de 17 años y seis meses de prisión.

El acusado está cumpliendo actualmente una condena de cuatro años y diez meses por un delito de maltrato contra la menor que falleció al caer por la ventana.