Público
Público

180 muertos y más de 6.000 heridos en el terremoto de magnitud 6,6 en el suroeste de China

El terremoto se produjo en la provincia de Sichuan, la misma zona en la que hace cinco años murieron 70.000 personas. Las autoridades se enfrentan a una carrera contrarreloj para tratar de salvar el mayor número de vidas posible. Lo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un fuerte seísmo de magnitud 6,6 golpeó el sábado una zona remota y montañosa de Sichuan, una provincia en el suroeste de China, causando la muerte de al menos 160 personas e hiriendo a unas 6.000 más, cerca de la zona en la que otro gran seísmo mató a casi 70.000 personas en 2008. El temblor tuvo lugar a las 8.02 hora local (medianoche en la Península) en el condado de Lushan, cerca de la ciudad de Ya'an, y el epicentro tuvo una profundidad de 12 km, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Los 28 españoles que residen en la provincia de Sichuan se encuentran bien y lejos de la zona de riesgo, informaron fuentes consulares españolas en Pekín. Uno de ellos reside en la ciudad de Leshan y el resto en Chengdu, la capital provincial (ambas situadas a más de un centenar de kilómetros de la zona afectada). El servicio consular de España se puso en contacto con algunos de estos residentes, mientras las autoridades chinas informaron de que en la ciudad de Chengdu no hay víctimas extranjeras entre los afectados por el terremoto (en la capital provincial falleció una persona y varias resultaron heridas).

Uno de los residentes españoles en Chengdu, ciudad que hace cinco años ya vivió con sobresalto el terremoto de Wenchuan (70.000 muertos el 12 de mayo de 2008), aseguró al Consulado General de Pekín que el ambiente en la localidad horas después del seísmo es de 'normalidad'. 

El seísmo se pudo sentir por los habitantes de las provincias vecinas y en la capital provincial de Chengdu, llevando a muchas personas a salir corriendo de los edificios, según contaron en la web de microblogs Sina Weibo.

El presidente Xi Jinping y el primer ministro Li Keqiang dijeron que se iban a poner todos los esfuerzos para rescatar a las víctimas y limitar el número de muertos. 

Tras llegar al lugar del desastre en helicóptero, Li dirigió los servicios de rescate desde una plaza en el pueblo de Longmen, en Lusha, informó Xinhua. El primer ministro pidió que se abriera una carretera hacia el condado de Baoxing, uno de los más perjudicados por el seísmo, y que los rescatadores 'actuaran con rapidez', añadió la agencia, citándolo.

'La cuestión actual más urgente es afrontar las primeras 24 horas desde que tuvo lugar el seísmo, el periodo de oro para salvar vidas', citó Li, según recogió la agencia de noticias Xinhua. Xinhua dijo que 6.000 militares se dirigían a la zona.

La mayor parte de las muertes se produjeron en Lushan, donde se cortaron el agua y la luz. Los servicios de rescate sacaron a medio centenar de personas con vida entre los escombros, dijo Xinhua. En los pueblos más cercanos al epicentro, casi todas las casas bajas se habían hundido, según imágenes de la televisión estatal.

Ya'an cuenta con 1,5 millones de habitantes y está considerada una de las cunas de la cultura china del té. También acoge uno de los principales centros de protección del panda gigante.