Público
Público

Casi 200.000 toneladas de neumáticos usados buscan una segunda vida en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nuevas técnicas de reutilización y reciclaje se encargarán de procesar las 200.000 toneladas de neumáticos fuera de uso que fueron recogidas en toda España durante el 2008.

La entidad que regula la recogida y gestión del 80 por ciento de los neumáticos usados en España, Signus Ecovalor, logró a través de sus operadores recopilar de diversos talleres asociados en las diferentes comunidades 198.347 toneladas de neumáticos, una cifra que ha aumentado un nueve por ciento en el último año.

La normativa, detalla Isabel López-Rivadilla, portavoz de Signus prohíbe expresamente tirar en vertederos los neumáticos, porque son "un contaminante para los suelos y por el impacto visual que causan".

A pesar de ello -lamenta- existe mucho fraude y hay talleres que traen neumáticos de fuera, que no declaran y a los que en muchos casos no dan una correcta gestión.

De dicho fraude da idea el hecho de que el año pasado se pusieran en el mercado 182.070 toneladas de neumáticos y se recogieran 198.347, un 9 por ciento más.

Según explican desde esta entidad, integrada por cinco de las compañías productoras de neumáticos, cada vez que un consumidor compra uno de ellos paga por unidad 1,47 euros, un "ecovalor" que garantiza su correcta gestión sostenible, bien a través de la reutilización y recauchutado o a través del reciclaje.

El mercado de ocasión de neumáticos se ha visto alentado en los últimos meses por la crisis, según Signus, ya que se venden a precios muy inferiores.

El reciclaje, destino de la mayoría de los neumáticos usados, trata de separar los distintos materiales - caucho, metal y fibra- para darles distintas aplicaciones.

El acero se destina a acerías, la fibra sirve para aislamiento de paredes, y el caucho "resucita" como parte del relleno de campos de césped, de suelos de parques infantiles y del asfalto de carreteras.

Con esta última técnica los neumáticos pasan de rodar sobre el asfalto a ser parte de él, lo que permite reducir el ruido de rodadura de los vehículos y que se agriete menos.