Público
Público

200 nuevos detenidos en Copenhague

De las 1.000 personas arrestadas el sábado de forma preventiva, sólo cuatro irán a juicio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El domingo no fue un día tranquilo para la policía de Copenhague. Unos 250 activistas fueron detenidos cuando desfilaban camino del puerto. Eran la mitad de los integrantes de la manifestación. Convocados por un grupo de tendencia antisistema, aún no habían producido altercados altercados. Pero una nueva ley, aprobada hace un mes, permite arrestar de forma preventiva. Bajo este paraguas, las fuerzas del orden detuvieron en la noche del sábado a otras 1.000 personas. Tras 12 horas retenidos, todos han sido liberados salvo cuatro, que han sido puestos a disposición judicial. Otra decena estaba aún siendo investigados.

Unas 500 personas habían acudido a la llamada del Climate Collective. Este grupo, que integra a diferentes colectivos, defiende la acción radical para obligar a los políticos a tomarse en serio la lucha contra el cambio climático. Pero, tras 500 metros de marcha, la Policía, que casi igualaba en efectivos a los manifestantes, les cortó el paso llevándose a la mitad de ellos.

La nueva legislación danesa, aprobada específicamente para la Cumbre sobre el Cambio Climático que tiene lugar en la capital danesa desde el 7 de este mes y entra hoy en su semana final decisiva, permite las detenciones preventivas por un tiempo de 12 horas. En el caso de los 968 detenidos durante la manifestación del sábado de unas 100.000 personas, la Policía les retuvo esposados en un campo construido al efecto, informa Efe.

Para el responsable de Justicia Económica de Intermón Oxfam, José Antonio Hernández de Toro, 'es como si, siguiendo la proporción de ayer, la Policía tuviese que detener a 1.000 hinchas a la entrada del Bernabéu cada domingo sólo por ir al fútbol e infundir sospechas de que pueden cometer desórdenes'. Hernández de Toro, que recorrió la manifestación desde el principio, sí vio a un grupo de personas al final de la marcha y escoltados por mucha Policía. 'Ocupaban un espacio de unos 30 metros de ancho; imagino que los quitaron de en medio y ya no se les vio más'.

No ha trascendido si entre los detenidos y ya liberados había españoles. Su apariencia, con abrigos, bufandas y gorras negras 'era más propia de los Black Bloc', explica Juan López de Uralde, director de Greenpeace. Este colectivo se hizo famoso en las manifestaciones antiglobalización de hace unos años por su radicalismo. 'Pero la realidad, por lo que yo viví ayer por el sábado, es que se trató de una manifestación muy festiva y pacífica', añade. Hernández de Toro coincide con el líder ecologista. 'Una democracia no puede permitirse detener a alguien de forma preventiva como en Minority Report, ¿en qué lugar deja las libertades?'

Sin embargo, el ministro de Justicia danés, Brian Mikkelsen, declaró que Copenhague 'es una de las pocas ciudades que no ha acabado en llamas'. A pesar de las críticas de organizaciones como Amnistía Internacional, Mikkelsen defendió la eficacia de las detenciones preventivas.