Público
Público

Unas 200 personas marchan de Yebra a Guadalajara en contra del silo nuclear

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cerca de 200 personas partieron a primera hora de esta mañana de Yebra (Guadalajara) a la capital de esa provincia en una marcha convocada por la Plataforma Anticementerio Nuclear para mostrar su "rechazo claro y frontal" a la candidatura de dicho municipio al almacén de residuos nucleares.

La caminata, que se inició a las nueve de la mañana con temperaturas bajo cero y que prevé ser "la antesala" de la manifestación del próximo 27 de febrero en Guadalajara, transcurrirá durante cincuenta kilómetros y dos jornadas por diversos municipios de la provincia con destino final a la capital alcarreña.

Entre los participantes en esta particular protesta hay personas mayores, que incluso han iniciado la marcha con muletas, niños, jóvenes y adultos provistos de bastones, con sacos de dormir y macutos y otros que, a modo de "peregrinaje", han asistido en compañía de sus perros.

Todos ellos han comenzado la marcha por las calles de Yebra, en las que se aprecia la división que existe en torno a la instalación del Almacén Temporal Centralizado (ATC) simplemente al mirar las pancartas y carteles que hay a favor y en contra del mismo.

En declaraciones a Efe, la portavoz de la citada plataforma, Susana Atance, ha destacado la necesidad de enviar un mensaje al Gobierno central a través del "consenso", para que comprenda que Guadalajara, con la industria nuclear "ha sido más que generosa y ha colaborado con creces".

Ha recordado al respecto que en Guadalajara ya tiene dos almacenes temporales individualizados (ATI) y "la primera central nuclear que se hizo y la última".

El Gobierno debe entender que "España es muy grande y que Guadalajara ha cumplido" y, para ello, "queremos demostrarlo con el esfuerzo físico para mostrar nuestro incansable rechazo desde el año 1988", ha añadido.

Por su parte, el coordinador de esta actividad, Javier Gómez, ha destacado la "cercanía" de Yebra con respecto a Madrid y ha hecho un llamamiento a la población de la capital para que se sume a sus demandas.

"Los vecinos de Madrid están más afectados que otras localidades de Guadalajara y los residuos radiactivos viajarán por sus carreteras", por lo que "deben de ser conscientes de que esto también les afecta y mucho", ha señalado Atance, en el transcurso de la marcha.

Gómez se ha referido también al alcalde de Yebra, Juan Pedro Sánchez (PP), ya que este "dice que quiere la seguridad para su pueblo, pero tendría que haber contado con los vecinos para ver si estos quieren esa seguridad que él dice, porque es nula".

Uno de los participantes, Julio García, vecino de Azuqueca de Henares (Guadalajara) ha manifestado a Efe que su participación se debe a que en Guadalajara se busca un futuro "sin necesidad de este tipo de instalaciones que van a dar mucho dinero a unos pocos, pero que nos va a volver a hundir al resto en la más absoluta miseria".

En los mismos términos se ha expresado otra vecina de Yebra, Loli Montero, quien ha considerado que en la comarca "ya hemos batido todos los cupos de tener instalaciones nucleares", aunque es "consciente" de que Yebra tiene "muchas papeletas" de albergar el ATC, una instalación de la que está "segura" de que traerá empleo pero, al igual que ocurrió antes con las centrales nucleares, "al final sólo trabajan cuatro".

Asimismo, otra asistente, Cristina Rodríguez, ha dicho sentirse "engañada" porque "nadie nos ha explicado qué conlleva el ATC" ha afirmado que el pueblo está "totalmente dividido", ya que están enfrentadas "muchas familias".

Otra, Ángela Torres, ha incidido en que cerca de la zona también se recogen los residuos de 26 municipios de la Mancomunidad Tajo-Guadiela, y además, ha añadido, "hemos tenido dos centrales nucleares y ahora también un cementerio nuclear", por lo que se ha preguntado si lo último que se va a traer es "la bomba atómica".

Entre los asistentes, ha destacado la presencia de la presidenta de la Diputación de Guadalajara y secretaria general del PSOE en esta provincia, María Antonia Pérez León, así como diversos alcaldes de municipios aledaños.

Pérez León ha acudido a la manifestación para "mostrar nuestro rechazo al ATC porque es lo que quiere la mayoría de los ciudadanos de Guadalajara", una provincia en la que "hemos planificado un futuro diferente, del que ya no queremos que forme parte la energía nuclear.

"Creemos que le toca a otra provincia y a otro municipio tomar el relevo porque ya hemos aportado suficiente; apostamos por un desarrollo orientado a nuestros recursos naturales, el turismo rural y un desarrollo mucho más sostenible al que hemos dedicado mucho esfuerzo e infraestructuras", ha explicado.