Público
Público

Casi 200 piezas evocan el arte español en el exilio en la Nau en Valencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Casi 200 piezas de diversos autores y colecciones evocan el arte español en el exilio, en la exposición "Después de la alambrada. El arte español en el exilio 1939-1960", que se puede ver en el Centro Cultural La Nau, en Valencia, desde hoy y hasta el 25 de abril.

La exposición incluye obras de Rafael Alberti, Maruja Mallo, Luis Seoane, Aurelio Arteta, José Bardasano, Salvador Bartolozzi, Ramón Gaya, Eugenio Granell y Josep Renau, entre otros.

Además, se presentan por primera vez en España algunas obras de Remedios Varo, Moreno Villa, Manuela Ballester, Elvira Gascón y Martín Durbán.

El catálogo que acompaña a la muestra incluye textos de Jaime Brihuega, Joan Dolç, Miguel Cabañas Bravo, Diana B. Wechsler, Javier Pérez Segura y Concha Lomba Serrano.

Según un comunicado, la exposición se adentra "en las claves temáticas y formales del imaginario artístico del exilio", y recorre el periodo desde 1939 hasta 1960, fechas que son "hitos en la evolución del arte español", entre el final de la Guerra "y el principio de la modernización del arte en la España de Franco".

La han organizado la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC), la Universitat de València y la Universidad de Zaragoza, en colaboración con la Universidad de Córdoba y patrocinio de Bancaja en Valencia.

Según explica el comunicado, el arte español del siglo XX "quedó fracturado por la Guerra Civil y su desenlace", tras el cual "muchos fieles a la República se vieron forzados a abandonar el territorio nacional, entre ellos un buen número de artistas".

Las obras se han agrupado alrededor de los territorios donde se exiliaron los artistas: Europa, con destinos como Gran Bretaña, Francia y la URSS, y América, donde México fue uno de los escenarios más intensos, "con tendencias artísticas como el muralismo y la orientación indigenista", y donde se marchó Josep Renau.

La exposición se completa con dos instalaciones audiovisuales sobre la guerra, los campos de concentración y la travesía del océano, que los espectadores visitan antes de ver los grandes apartados de la muestra, y con la proyección de un cortometraje sobre el exilio realizado a propósito por el cineasta Joan Dolç.

La muestra pretende "huir del detalle erudito", por lo que se han seleccionado "los autores más consolidados", de los que se exponen no sólo piezas del exilio, también algunas de las que realizaron antes.