Público
Público

2010: menos beneficios, pero más oportunidades en bolsa

Empresas de energías alternativas y telecomunicaciones despuntan como las inversiones más seguras. Los fondos pueden convertirse en el vehículo más útil para un año complicado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Espectacular e irrepetible. El comportamiento de la bolsa en 2009 ha dejado con la boca abierta incluso a los más sabios del mercado. El pánico se apoderó de los inversores a principios de año hasta derrumbar los mercados a mínimos históricos el 9 de marzo. Pero, en poco más de seis meses, el optimismo consiguió remontar hasta batir máximos anuales. El índice Standard & Poors, el más representativo de la bolsa de EEUU, ha ganado un 22% en el año, y más del 66% desde aquel fatídico día de marzo. En el Ibex 35 español la subida ha sido más impresionante: gana un 26% en el año y más de un 75% desde mínimos.

Estos datos, que brillan con intensidad en los resúmenes bursátiles anuales, tienen poco que ver con la realidad de los bolsillos de los inversores. 'No hemos sabido sacarle todo el jugo a este año tan extraordinario', reconoce Diego Escribano, director de gestión de Banca Privada en Fortis. Lógico, a ver quién se arriesgaba a invertir en bolsa cuando, allá por marzo, todo el mundo pronosticaba la llegada de la nueva Gran Depresión.

La bolsa será la única inversión rentable hasta que suban los tipos

El año 2010 se presenta para los inversores más accesible que su predecesor. Por supuesto, que nadie espere revalorizaciones similares, pero hasta los expertos más pesimistas apuestan por que las bolsas pueden ganar un 10% en el próximo año, que podría superar el 20% si se cumplen las estimaciones más optimistas. 'Mientras los tipos de interés estén bajos, y eso será como mínimo hasta mediados de año, el excedente de efectivo que hay en la economía sólo va a encontrar rentabilidad en las bolsas', asegura Ignacio Cantos, director de inversiones de Atlas Capital.

En cualquier caso, quienes se decidan por invertir en renta variable en los próximos 12 meses deben tener en cuenta que la travesía no será fácil. La mejor actitud será acercarse al mercado como se sale a la calle tras una nevada: con mucho tiento y asumiendo que los resbalones serán inevitables; sobre todo cuando las autoridades monetarias comiencen a subir los tipos de interés y se retiren del todo los estímulos públicos a la economía.

Ante la incertidumbre sobre cuándo llegará ese momento, los expertos recomiendan arriesgar sólo lo justo y estar muy atentos a los movimientos de las compañías en las que se invierta, apostar por lo más seguro y no dejarse llevar por promesas de crecimiento.

Las compañías que ofrecen altos dividendos son la apuesta más segura

Sea cual sea el mercado o sector elegido, hay una factor a tener en cuenta para seleccionar las acciones en las que invertir. 'Que sean compañías sólidas y aseguren el pago de dividendos', explica Juan Barriovero. Esto significa que, incluso en el caso de que el precio de las acciones baje, se podrán conseguir ingresos a final de año si la empresa tiene beneficios. Los fondos de inversión, con posibilidad de cambiarlos sin pagar impuestos cuando no funcionen bien, se presentan como uno de los vehículos de inversión estrella para los próximos meses.

La elección, como siempre, depende del riesgo que se esté dispuesto a asumir. 'Los inversores más conservadores se sentirán más cómodos con sus ahorros puestos en compañías relacionadas con las energías alternativas. El siguiente paso son las tecnológicas, sobre todo aquellas que presenten buena situación financiera. Los más arriesgados pueden conseguir buenas oportunidades en farmacéuticas y compañías de consumo no cíclico', aconseja Daniel Pingarrón, de IG Markets.

Por zonas geográficas, es previsible que Wall Street se comporte mejor que las bolsas europeas. Eso sí, 'los mayores beneficios estarán en los países emergentes como China, India o Brasil, aunque eso supone asumir más riesgo', comenta Juan Barriovero, analista de DWS Deutsche Bank.

El Ibex 35 ha conseguido gran parte de la revalorización de 2009 por el empuje de empresas con amplia presencia en Latinoamerica. Elegir estos valores, según los expertos, puede ser una forma de invertir en países emergentes, con la seguridad que aportan las multinacionales españolas.

Dólar-euro
El billete verde gana fuerza
La recuperación de la economía estadounidense y los problemas financieros de algunos países de la zona del euro podría favorecer que en 2010 prevalezca la fortaleza del billete verde, aunque hay expertos que apuntan que el euro todavía plantará cara.

Petróleo
No se atisban tensiones
La debilidad de la demanda y la potencia de la oferta que países como Rusia están inyectando en el mercado apunta a la moderación de precios. “Los productores están cómodos con precios alrededor de 80 dólares por barril”, asegura Alexander Hick, analista especializado de X-Trade Brokers.

Oro
Brillo más tenue
El oro ha sido el gran protagonista de 2009. Se ha revalorizado hasta cotizar a más de 1.200 dólares por onza, su valor más alto de la historia. Las incertidumbres de 2010 le auguran una ligera revalorización, aunque la fortaleza del dólar podría frenarla.

Otras materias primas
Aptas sólo para valientes
En 2009 han propiciado pingües beneficios a los inversores más arriesgados. En 2010 se espera que la revalorización sea moderada, aunque la demanda creciente y la escasa producción podría disparar el precio de azúcar, arroz y cacao, según Hick.