Público
Público

2011, el peor año para el periodismo

El 'Informe anual sobre la profesión periodística' revela que el número de profesionales parados aumentó un 78%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El año 2011 será recordado como el peor ejercicio para el periodismo en la reciente historia de España. Así se desprende del Informe anual de la profesión periodística 2011, editado por la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) y presentado ayer.

Este trabajo arroja datos tan preocupantes para el sector como el aumento del 78% en el número de parados respecto a 2010, hasta alcanzar un total de 9.937. De hecho, sólo uno de cada dos licenciados en Periodismo encuentra trabajo. Además, señala una pérdida de la credibilidad de los medios frente a la sociedad. Un ejemplo de ello es que los ciudadanos consideran que el último factor que los periodistas tienen en cuenta a la hora de seleccionar qué es noticia es el interés de la sociedad.

Los profesionales creen que la falta de independencia es su principal problema

Sin embargo, no todo es negativo. En opinión de Fernando González Urbaneja, presidente de la APM, este informe conlleva una visión positiva: 'El 2012 tiene que ser mejor'.

A juicio de Urbaneja, el 'deterioro' del sector periodístico es evidente, 'agudo y profundo', tanto en las condiciones de trabajo como en el prestigio social de la profesión. Por ello, el 'balance general' del curso es que el periodismo 'va a menos', ya que sólo crece en 'parados y estudiantes'.

El informe, elaborado por Pedro Farias, profesor de la Universidad de Málaga, es por tanto, un claro reflejo de la crisis que atraviesa ahora esta profesión. Una muestra de ello es que del total de desem-pleados, el 44% (4.373) ha perdido su empleo este año.

Los ciudadanos prefieren los medios públicos a los privados

No obstante, el 43,6% de los profesionales encuestados cree que el principal problema no es la inestabilidad laboral, sino la falta de independencia a la hora de realizar su trabajo. El segundo obstáculo sería la precariedad, que se manifiesta en el hecho de que desde el inicio de la crisis, el número de periodistas que ha visto cómo se reducía su salario ha pasado del 24,9% de 2009, al 62,9% actual.

El informe muestra que los ciudadanos prefieren la televisión como medio para informarse y que le otorgan el nivel más alto de credibilidad, por delante de los periódicos. Estas cifras contrastan con la opinión de los propios periodistas, que señalan la pequeña pantalla como el medio menos fiable y apuntan a la radio como el más valorado.

Por último, el 43,7% de los españoles prefiere los medios públicos a los privados para informarse, siendo TVE el más valorado por su 'veracidad, precisión y fiabilidad'.