Publicado: 22.11.2013 12:17 |Actualizado: 22.11.2013 12:17

Desde 2017 habrá en España más muertes que nacimientos

En los próximos diez años perderá 2,6 millones de habitantes. Solo Canarias, Ceuta y Melilla crecerán en población. En 2014 habrá 46.461.877 millones de residentes en España. Por cada persona que llega

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A partir de 2017 en España habrá, por primera vez, más muertes que nacimientos y, en los próximos diez años, la población española se reducirá en 2,6 millones de personas, el 5,6%, lo que situará en 44,1 millones el número de habitantes en 2023.

El descenso de los nacimientos será consecuencia de la reducción del número de mujeres en edad fértil, al encontrarse en esas edades las generaciones menos numerosas que nacieron durante la crisis de natalidad de finales de los 80 y de los años 90.

Entre 2013 y 2022 nacerían cerca de 3,9 millones de niños, lo que supone un 17,1% menosEn los próximos años continuará la tendencia negativa en el número de nacimientos. Así, entre 2013 y 2022 nacerían cerca de 3,9 millones de niños, lo que supone un 17,1% menos que en la década pasada. En diez años, la cifra caería en casi un 25%. Pese a este hundimiento en la natalidad, la fecundidad de las mujeres aumentaría ligeramente, ya que se pasaría de la media de 1,34 hijo actual a 1,41 en 2022.

Así de contundentes son las proyecciones de población para el periodo 2013-2023 elaboradas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) según las cuales, si se mantienen las tendencias demográficas actuales, la pérdida de población será común en todas las comunidades autónomas, salvo en Canarias y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

En cuanto a la esperanza de vida, en 2022, se situará en 81,8 años para los hombres y en 87 para las mujeres, es decir 2,5 y 1,9 años por encima de la actual. Al mismo tiempo, la esperanza de vida a los 65 años se incrementaría hasta los 20,2 en los varones y 24,1 en las mujeres en 2022.

En el periodo 2013-2022 se llegarían a registrar casi 4,1 millones de defuncionesComo tendencia lógica sobre estos datos, la población española irá envejeciendo a lo largo de los próximos años. Así, en el periodo 2013-2022 se llegarían a registrar casi 4,1 millones de defunciones, un 6,2% más que a las observadas entre 2003 y 2012. En el año 2022 se producirían 411.617 fallecimientos entre los residentes en España, frente a los 403.785 del año 2012.

El INE explica que la pérdida de población se concentrará en el tramo de edad entre 20 y 49 años, 4,7 millones de personas menos (22,7%) durante la próxima década. Además, en 2023 habrá un millón menos de niños menores de 10 años que en la actualidad (un 20,4% menos).

En paralelo, todos los grupos de edad a partir de los 50 años experimentarán un crecimiento de efectivos (salvo el grupo de edad 80-84, porque en 2023 serán la generación nacida durante la Guerra Civil). En concreto, dentro de 10 años en España residirán 19,7 millones de personas mayores de 64 años, 1,5 millones más que en la actualidad (un 17,6% más), y 23.428 personas tendrán para entonces más de 100 años de edad, casi el doble que los 12.033 centenarios actuales.

Para este 2013, el INE calcula que la población española se ha reducido en 242.437 habitantes (un 0,5%), continuando con la tendencia negativa iniciada en 2012, con lo que el número de habitantes se reduce a 46.704.314 personas y para el 1 de enero de 2014 se calcula que esa cifra se reducirá a 46.461.877.

En cuanto a los movimientos migratorios, el INE señala que al cierre de 2013 se habrán producido unas 291.909 llegadas a España (7,1% menos que en 2012), pero por cada nuevo residente se habrán marchado dos: un total de 591.515 personas se habrán ido a vivir al extranjero al cabo del año. De este modo, se habrán sucedido cuatro años de saldo migratorio negativo: 299.607 personas menos en 2013, frente a los 162.390 menos de 2012.

Con estos datos, la proyección del INE para el periodo 2013-2022 indica que España perdería 2,5 millones de habitantes en los próximos 10 años en sus intercambios de población con el extranjero, de mantenerse las tendencias actuales.

El INE calcula que la pérdida de población afectará a todas excepto a Canarias, que no experimentará variación. Los mayores descensos en términos relativos se registrarían en Cataluña (-10,6%), Comunitat Valenciana (-8,7%) y La Rioja (-8,3%). Mientras, en Ceuta y Melilla se incrementarán los habitantes un 9,5 y un 10%, respectivamente. En 10 de las 17 comunidades autónomas el número acumulado de defunciones superaría al de nacimientos en la próxima década. Así, el saldo vegetativo entre 2013 y 2022 resultaría negativo en Principado de Asturias, Galicia, Castilla y León, Cantabria, País Vasco, Aragón, Extremadura, La Rioja, Comunitat Valenciana y Canarias.