Publicado: 25.01.2014 14:58 |Actualizado: 25.01.2014 14:58

Unas 240 personas permanecen aisladas en el Pirineo oscense por los aludes

El año pasado la zona también quedó incomunicada por lo que la situación se vive con "absoluta normalidad" y todos los servicios están "a pleno funcionamiento", afirma el responsable de uno de lo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alrededor de 240 personas, clientes y trabajadores de dos hoteles turísticos del Pirineo de Huesca, en el valle de Benasque y en Panticosa, permanecen aisladas al quedar cortadas, por aludes, las carreteras que unen las instalaciones con las vías de acceso a las localidades.

La autonómica A-2606, que conecta el Balneario de Panticosa con la localidad, ha quedado cerrada al tráfico por riesgo de avalancha a las 10.30 horas y está previsto que los técnicos de Protección Civil y carreteras hagan una evaluación a partir de las 9.00 horas de mañana para comprobar si puede reabrirse el paso y desalojar a las 160 personas del hotel, unos 150 clientes y 10 trabajadores.

Según ha explicado el responsable del establecimiento, Miguel Maya, el año pasado la zona también quedó incomunicada por lo que la situación se vive con "absoluta normalidad y todos los servicios están "a pleno funcionamiento".

En la hospedería Hospital de Benasque, en Los Llanos del Hospital (Huesca), 78 personas han quedado aisladas tras la caída de un alud que ha cortado la carretera A-139 y ha bloqueado el acceso a la cabecera del valle. Para desalojar a los 20 trabajadores y los 58 clientes del hotel, los técnicos de Protección Civil y la Guardia Civil de rescates de montaña en Benasque (Huesca) tendrán que esperar a mañana por la mañana para limpiar ya que, según ha informado la Guardia Civil de Huesca, las maniobras en la vía pueden resultar peligrosas por el riesgo de aludes.

La situación es inestable en todo el Pirineo debido a la bajada de temperaturas y el deshielo 

El impedimento para realizar los trabajos está en la cantidad, peso y estado de la nieve, que se encuentra muy derretida, por lo que habría que esperar a que baje la temperatura para poder despejar la vía y evaluar qué tipo de maquinaria es la conveniente y si es posible comenzar los trabajos para limpiar la carretera, han explicado fuentes del Gobierno de Aragón. Por el momento no hay previsión de cuándo podrá volver a abrir la estación de esquí y se han suspendido los Campeonatos de Aragón de esquí de fondo que se iban a celebrar hoy.

Mientras, la estación de Astún también ha cerrado hoy tras producirse un corte de más de 16 horas en el suministro eléctrico provocado por la caída de un alud en dos torres eléctricas del centro invernal. Según ha informado Endesa, el suministro se ha recuperado sobre las 11.00 horas de hoy, tras la conexión provisional de tres grupos electrógenos que están aportando la energía de forma provisional a las urbanizaciones y a las pistas de esquí. El alud no ha causado daños personales ni grandes afecciones materiales "y solo habrá que revisar pequeños elementos que han podido quedar enterrados por la nieve", ha explicado el director comercial de la estación altoaragonesa, Andrés Pita. La estación volverá a abrir este domingo si no se producen incidencias y continúan despejados los accesos, han señalado las mismas fuentes.

También la estación de Aramón Formigal permanecerá cerrada por fuertes rachas de viento y el alto riesgo natural de aludes existente en toda la zona norte pirenaica, sobre todo en el macizo de La Jacetania.

La situación es inestable en todo el Pirineo debido a la bajada de temperaturas y el deshielo, sin embargo ha sido el viento lo que ha impedido el funcionamiento de los remontes y la apertura de estos dos centros invernales, según han explicado a Efe desde Aramón.

Respecto a las carreteras, los pasos a Francia por el puerto de Portalet, en la A-136, y por el túnel de Bielsa, en la A-138, en la provincia de Huesca, permanecen cerrados al tráfico por riesgo de avalanchas en la parte francesa.