Público
Público

27-27. El BM Valladolid no pudo conservar la ventaja y empató en Alemania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El BM Valladolid no pudo conservar la ventaja de la que disfrutó durante casi todo el encuentro, y que llegó a los cinco goles (10-15) en el minuto 31, y finalmente sólo pudo llevarse un empate de su visita a Alemania, por lo que el finalista de la Recopa se decidirá el próximo sábado en Huerta del Rey.

El técnico vallisoletano, Juan Carlos Pastor, dejó claro que este partido de ida sería muy complicado y se cumplieron sus pronósticos, aunque los alemanes se vieron sorprendidos por un equipo español que se mostró muy serio e intenso en defensa desde el primer minuto, lo que cortó los posibles contraataques del Rhein Neckar.

El BM Valladolid tomó la iniciativa en el marcador gracias a un gol de Salva Puig y, merced a una gran defensa, con Perales como avanzado en el 5:1, y la efectividad en ataque de Alen Muratovic, lograron dos goles en los primeros compases (1-3) que se encargarían de reducir los alemanes en las siguientes jugadas (3-3).

Y, si bien el conjunto germano dio la vuelta al marcador con un gol de Szlezak (5-4), a partir de ese momento, el cuadro español hizo emerger todo su potencial y ya no perdió el dominio en el electrónico hasta prácticamente el final del encuentro.

El acierto de Milosavljevic desde el extremo y el buen hacer de Muratovic y Puig, junto a la excelente dirección de Perales y de Velasco, permitió al conjunto vallisoletano hacerse con el control del juego, ante la sorpresa del potente Rhein Neckar, que se estrelló contra un gran Sierra en la portería visitante.

Por tanto, tras completar una primera parte casi perfecta por parte de los españoles, lograron llegar al descanso con una renta de cuatro goles (10-14), que hizo albergar muchas esperanzas a los cien aficionados vallisoletanos que se desplazaron al Rhein Neckar Halle de Eppelheim para apoyar a su equipo.

Pero, en la segunda parte, el cuadro alemán empezó a corregir errores y, con una agresiva defensa, bloqueó el ataque visitante, que pasó de tener una renta de cinco goles (10-15) en el minuto 31, a un 14-15 que obligó a Juan Carlos Pastor a solicitar un tempranero tiempo muerto (min.36).

El derroche físico y el espíritu de sacrificio desplegado en la primera mitad empezaron a pasar factura al BM Valladolid, con Ávila muy tocado de su lesión en el tendón de Aquiles y con un Perales que fue perdiendo fuelle debido al cansancio acumulado, a lo que se añadió que el juego con el pivote fue prácticamente inexistente.

Pero Velasco tomó las riendas del equipo y Muratovic volvió a emerger en los momentos precisos, con lo que el conjunto español conservó su ventaja, volviendo a lograr una renta de tres goles (17-20) en el minuto 45.

Los alemanes dieron una vuelta de tuerca más a su violenta defensa y los pupilos de Pastor, si bien presentaron una dura batalla, no fueron capaces de conservar la diferencia, que terminó de reducirse cinco minutos después (21-21) con unos acertados Shelmenko y Gensheimer.

El espíritu batallador de los españoles se mantuvo hasta el final, y pudieron llevarse algo más que un empate de la cancha alemana, pero los colegiados islandeses señalaron, en las últimas jugadas, varias acciones contra los intereses del BM Valladolid que le impidieron llevarse la victoria (27-27).

Ficha técnica:

27- Rhein-Neckar Lowen (10+17): Szmal (Fritz, ps), Gensheimer (5), Harbok (3), Klimovets (3), Shelmenko (5), Szlezak (1), Tkaczyk (4), Jurasik (4,2p), Roggisch (1), Schwarzer (1) y Bielecki (-).

27- BM Valladolid (14+13): Sierra, Asier Antonio (-), Milosavljevic (6,3p), Avila (-), Puig (4), Perales (2), Muratovic (7), Prieto (2), Eduard Fernández (4,1p), Velasco (2) y Chuchi Martínez.

Parcial cada cinco minutos: 1-1, 4-4, 6-7, 6-9, 8-11, 10-14 (descanso); 13-15, 16-18, 18-20, 21-21, 24-25 y 27-27 (final).

Arbitros: Leiffson y Palson (Islandia). Excluyeron dos minutos a Roggisch (min.12, 38 y 45 -tarjeta roja) y a Gensheimer (min.12), y a Eduard Fernández (min.43) y Ávila (min.49).