Público
Público

Los 27 exigen a Rusia y Ucrania que cumplan el acuerdo y reanuden hoy el suministro de gas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ministros de Energía de la Unión Europea han exigido de manera unánime a Rusia y Ucrania que cumplan lo acordado ayer y reanuden el suministro de gas a Europa a partir de las 7:00 GMT de este martes.

"Hago un llamamiento a ambas partes a que realmente hagan lo que han prometido", afirmó el ministro checo de Industria y Energía, Martin Riman, cuyo país ejerce la presidencia de turno de la UE este semestre.

Riman destacó que los ministros de la UE "han hablado con una voz única a diferencia de otras ocasiones en el pasado" y recomendó ser prudentes todavía, porque en los últimos diez días la UE se ha hecho ilusiones en varias ocasiones y luego no se han cumplido los acuerdos.

Rusia y Ucrania cerraron ayer finalmente un acuerdo con la UE para el envío de observadores europeos, rusos y ucranianos a los puntos clave de tránsito, desde los que podrán controlar la circulación del gas.

La diferencia entre antes y ahora es que, si no se restablece el flujo, "podremos decir quién es el responsable", advirtió el comisario europeo de Energía, Andris Piebalgs.

Según Riman, "nunca vamos a averiguar" quién es el culpable de la situación que ya ha afectado a once países de la UE (en especial a Bulgaria y Eslovaquia), pero una vez que la misión de observación haya ocupado todos sus puestos, la UE contará con información detallada de lo que ocurra de ahora en adelante.

"Ucrania renunció a su declaración unilateral del domingo con lo que ya no debe haber ningún problema", subrayó Riman, quien también explicó que los Veintisiete han recalcado que esta nueva crisis afecta a la "credibilidad de ambos países" (Rusia y Ucrania, como principal proveedor de gas y país de tránsito, respectivamente).

El viceprimer ministro ucraniano, Grygoriy Nemyria, deseó al término del Consejo que el bombeo de gas ruso se reanude mañana, pero se mostró escéptico en vista de la actitud de Moscú que ya bloqueó la semana pasada un pacto y una restauración del suministro que Kiev había aceptado.

El presidente de la ucraniana Naftogaz, Oleg Dubyna, dijo que desde el momento en el que gas ruso llegue "garantizo que circulará hacia los países de la UE, pero también garantizaba esto el 1 de enero".

Por su parte, el vicepresidente de Gazprom, Alexander Medvedev, matizó que la reanudación no depende únicamente de ellos: "estamos dispuestos, pero desearíamos que la parte ucraniana cumpla todas las condiciones".

Según Piebalgs, la ucraniana Naftogaz ha asegurado que hará todo lo posible para que el combustible llegue rápidamente a la UE una vez que Moscú abra el grifo, a más tardar en 10 ó 12 horas, por lo que se puede esperar que los consumidores europeos dispongan de gas en unas 24 horas.

Los Veintisiete exigieron a ambas partes que hagan lo necesario para evitar que se repitan crisis similares en el futuro y propusieron acciones a medio plazo, como la diversificación de fuentes de suministro y rutas de abastecimiento, el refuerzo de las interconexiones energéticas y el fomento de la solidaridad, e invitaron a la CE a que presente nuevas medidas en este sentido.

Piebalgs consideró que la UE ha respondido muy bien a esta crisis y que ha habido una "clara solidaridad entre países", pero que se han manifestado "debilidades estructurales" en los socios que se han visto más afectados, algo que ya está previsto abordar en el marco de la segunda revisión energética que propuso la CE en noviembre.

El Consejo de Ministros también ha destacado la importancia de fomentar la transparencia en torno al abastecimiento, demanda y niveles de reservas, lo que requiere instalar sistemas de medición fiables en países de origen, tránsito y recepción del combustible.

El comisario ha precisado además que habrá que volver a plantear el refuerzo de las reservas estratégicas de gas, algo a lo que no se dio tanta importancia en un principio, pero que se ha demostrado que es crucial, ya que precisamente los países que contaban con gas almacenado han sido los que han afrontado mejor la situación.

La crisis estuvo motivada por una disputa comercial por el precio del gas y las tarifas de tránsito para 2009 que llevó al consorcio ruso Gazprom a interrumpir el suministro hacia Ucrania.