Público
Público

28-24. El Ademar gana con suficiencia al campeón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vigente campeón de la Liga de Campeones llegaba con toda su artillería para dejar casi sentenciado su pase a semifinales, pero se encontró a un Ademar, mentalizado al máximo, que le derrotó con total justicia por 28-24 y que en ningún momento acusó sus bajas.

Sin primera línea, por las ausencias de Garralda, Jakobsen y Laluska, los leoneses infringieron al campeón alemán su primera derrota en Europa y siguen con opciones al igualarles en la clasificación, aunque quizá ahora echen en falta los puntos que se dejaron en Rusia con una actuación arbitral más que discutida.

Ya de entrada, el técnico Jordi Ribera tuvo que improvisar al extremo Ricardo Costa como lateral derecho, dentro de un juego dinámico que intentaba encontrar huecos en el férreo 6-0 defensivo alemán, donde el internacional francés Thierry Omeyer dejaba el puesto en la portería al sueco Mattias Andersson.

A pesar de los temores sembrados en el inicio, 1-3, gracias a las rápidas transiciones del Kiel con ataques en escasos segundos, cuando se encontraba enfrente a la defensa leonesa las dificultades se multiplicaban, porque además el portero Danijel Saric era el de las grandes citas.

Primero llegó un parcial de 4-0 que volteó el marcador para abrir la primera brecha local (5-3, minuto 10), pero los alemanes se rehicieron devolviendo el mismo parcial al aprovechar las dos exclusiones consecutivas de Julen Aguinagalde, que le lastraron cuando tan solo se habían disputado quince minutos.

El sueco Marcus Ahlm encontraba un resquicio desde el pivote y demostraba porqué es el máximo realizador del THW Kiel en la Liga de Campeones, incluso por encima de "cañoneros" como el mejor jugador del último Europeo, el francés Nikola Karabatic, lo que permitía -junto a las acciones de Andersson en portería- que su equipo lograra su máxima renta, 6-8, minuto 17.

Pero a partir de ahí y hasta el descanso el Ademar se desmelenó, no solo se multiplicó en defensa, sino que con un genial Dani Sarmiento y las acciones de calidad de Tonçi Valçic o Martin Stranovsky, junto a un infranqueable Saric en portería, logró un increíble 6-0 de parcial que conducía la renta hasta un 13-9, reducido ligeramente al descanso, 14-11.

Tras el descanso, Kiel optó por la defensa 5-1 que ya había empleado en los últimos instantes del primer periodo, sin que le diera el resultado esperado porque Ademar vivía de su defensa al límite y de un Stranovsky letal en las penas máximas y también en el desdoblamiento al lateral.

Saric seguía con su recital particular, firmando un estratosférico 50% de acierto, mientras los visitantes se mantenían mínimamente a flote con los lanzamientos de Filip Jicha, como único argumento ofensivo.

Apareció la dureza que se tradujo en múltiples exclusiones en ambos bandos, perdiendo los teutones a Karabatic (minuto 47) y el Ademar a Aguinagalde (minuto 52) y en ese final loco de ida y vuelta los leoneses se llegaron a escapar hasta por seis goles (28-22) que no supieron amarrar, dejando al Kiel reducirlo hasta el 28-24 final.

Ficha Técnica:

28 - Ademar (14+14): Saric; Krivoschlykov (2), Castresana (1), Aguinagalde (1), Valçic (4), Sigurdsson (-), Stranovsky (10, 5 penalti), -siete inicial-, Costa (1), Sarmiento (6), Aguirrezabalaga (2), Urdiales (1).

24 - THW Kiel (11+13): Andersson (Omeyer); Lundstrom (-), Lövgren (1), Karabatic (3), Jicha (6), Kim Andersson (1), Kavticnik (2, 1 p), -siete inicial-, Ahlm (6), Zeitz (-), Szilagyi (-), Lund (1), Klein (4).

Arbitros: Herczeg y Südi (Hungría). Excluyeron por dos minutos a Stranovsky, Valçic, Sigurdsson (2) y Aguinagalde, en tres ocasiones siendo expulsado en el minuto 52) por el Ademar; Zeith, Kavticnik (2), Jicha y Karabatic, en tres ocasiones siendo expulsado en el minuto 47), por el Kiel.

Marcador cada cinco minutos: 3-3, 5-4, 6-6, 8-9, 11-9, 14-11 (descanso), 17-13, 18-15, 20-17, 24-20, 25-21, 28-24 (final).