Público
Público

28-28. Ruesga da con el tiempo a cero un punto que Ademar mereció ante el Kiel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un lanzamiento rectificado y desde una esquina de Carlos Ruesga con el cronómetro a cero produjo el delirio en las gradas del municipal leonés para conducir a un empate (28-28) que Reale Ademar había merecido.

Hasta entonces, los leoneses se habían sobrepuesto a muchas adversidades previas y con un Losert estelar sumaron un punto que le complica al Kiel sus aspiraciones de encabezar el grupo D de la Liga de Campeones y, de paso, deja a los locales en una posición inmejorable para soñar con algo más que la clasificación para octavos de final con la cuarta plaza.

De entrada, un Reale Ademar que partía como víctima propiciatoria ante un rutilante Kiel, invicto en su liga y con un presupuesto que cuadriplica al de los leoneses que además afrontaban el choque muy diezmados, no solo plantaron cara sino que incluso llegaron a mandar en el marcador durante los diez primeros minutos.

Venio Losert en vena de acierto permitía las primeras ventajas locales, que no eran todo lo amplias que se podía esperar por absurdas pérdidas que, poco a poco, fueron castigadas por los alemanes, que además disponían de un arsenal de lanzadores temible en la primera línea.

Una racha de acierto del serbio Momir Ilic se traducía en la primera escapada teutona (7-11, minuto 19), que sin embargo no rompió el partido porque ADemar aprovechó a la perfección una exclusión rival para acercarse de nuevo 11-12, con un Andreu muy efectivo en el pivote.

El 12-15 al descanso dejaba el partido abierto para la segunda mitad en la que los ademaristas entraron con buen pie, de nuevo explotando el acierto de Andreu, acompañado como recurso táctico por Baena puntualmente y el gran partido de Losert en portería.

Sin embargo, el poder de lanzamiento exterior alemán seguía causando estragos, mientras que en el lado contrario Antonio García continuaba negado, aunque empezó a aprovechar los pases al pivote como recurso, con un único lastre claro en un Reale Ademar el de las pérdidas.

En el filo de la navaja de uno arriba y empate, los detalles deciden y por eso el error de Stranovsky en un mano a mano con Omeyer para colocar a los suyos por delante pasó demasiada factura porque un Kiel tocado se repuso.

Pero aún habría un momento más para la gloria ademarista cuando Stranovsky, ésta vez sí, machacó a la contra 26-26 a poco más de tres minutos para la conclusión e incluso cuando los locales tuvieron balón para colocarse por delante, pero lo desaprovecharon y Lundström puso de nuevo en ventaja a los suyos.

Pero faltaba lo mejor, el tanto de pena máxima de Jicha a 12 segundos para la conclusión y la explosión final tras la decepción ya que pocos podían esperar que Ruesga sacara provecho de un lanzamiento acrobático que entró como una flecha en la portería de un sorprendido Omeyer, con un público que estalló con la justa igualada final.

Ficha Técnica:

28 - Reale Ademar (12+16): Losert; Stranovsky (7), Antonio García (-), Andreu (5), Cutura (5), Montoro (3), Di Panda (-), Ferrer (1), Ruesga (2), Jaime González (1), Goñi (1), Baena (3, 1p).

28 - THW Kiel (15+13): Omeyer; Palicka (-), Andersson (7), Ahlm (2), Jicha (6, 1 p), Narcisse (1), Klein (2), Ilic (6), Palmarsson (-), Zeitz (1), Kubes (2), Sprenger (-), Lundström (1).

Árbitros: Leifsson y Palsson (Islandia). Excluyeron por dos minutos a Ferrer por Ademar y a Zeitz, Ahlm, Lundström y Kubes por el Kiel.

Marcador cada cinco minutos: 2-0, 4-3, 5-6, 8-11, 10-12, 12-15 (descanso), 15-16, 18-19, 19-20, 21-23, 23-25, 28-28 (final).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la cuarta jornada de la Liga de Campeones en el grupo D disputado en el palacio municipal de deportes de León ante 4.000 espectadores.