Publicado: 02.10.2014 17:58 |Actualizado: 02.10.2014 17:58

28 consejeros de Caja Madrid siguieron utilizando la tarjeta ‘fantasma' al dejar la entidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un total de 28 consejeros de Caja Madrid siguieron utilizando las tarjetas irregulares después de abandonar la entidad financiera. A seis de ellos, hasta les renovaron el plástico estando fuera ya de la caja de ahorros. Todos ellos siguieron tirando de la tarjeta entre 1 y 8 meses una vez abandonada la entidad financiera. Así consta en los dos informes remitidos a la Fiscalía Anticorrupción y al juzgado central 4 de la Audiencia Nacional por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

En los informes, consta textualmente sin citar los nombres, que en la revisión de estas tarjetas se ha detectado: "Para 6 Consejeros, han sido renovadas tarjetas con posterioridad al cese en el cargo como miembro del Consejo de Administración o la Comisión de Control. El periodo durante el que han realizado movimientos varía entre 1 y 3 meses". Además, "22 Consejeros han realizado movimientos con posterioridad al cese en el cargo como miembro del Consejo de Administración o la-Comisión de Control. El período durante el que se han realizado movimientos varía entre 1 y 8 meses".

Los auditores han entregado al juzgado unos CD con el detalle de cada uno de los gastos en los que incurrieron los consejeros. El juez instructor Fernando Andreu ha dado traslado al Banco de España todas estas retribuciones irregulares para que los inspectores analicen estas prácticas y emitan un informe pericial por si cometieron un delito de administración desleal.

Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid, llamaba a estos plásticos como tarjetas black, porque eran opacas para el fisco. Todos los gastos iban a unas cuentas corrientes de la entidad financiera y se anotaban contablemente a mano. Cada gasto imputado figuraba como "errores de servidor informático".

En total, los consejeros gastaron 3 millones de euros en restaurantes, 2 millones de euros en retirada de efectivo y más de 500.000 euros en alimentación, entre otros gastos privados sobre los que la auditoría interna ha concluido que no están justificados ni suponen gastos de representación alguno.

Ildefonso Sánchez Barcoj, mano derecha del entonces presidente, Miguel Blesa, era el responsable de estas tarjetas irregulares y adquirió más poder durante la presidencia de Rodrigo Rato en Bankia. Los tres figuran entre los beneficiarios de estas tarjetas 'fantasma', si bien el ex ministro de Economía y ex director gerente del Fondo Monetario Internacional ha devuelto el dinero.

El sistema finalizó con  la llegada a la presidencia de Bankia de José Ignacio Goirigolzarri, en 2012, y el cese de Sánchez Barcoj.

De los 83 directivos y consejeros de Caja Madrid que utilizaron presuntamente 'tarjetas B' para gastos privados valorados en más de 15 millones de euros entre los años 2003 y 2012, un total de 28 fueron nombrados a propuesta del PP, 15 por iniciativa del PSOE, cuatro por IU, seis por CC.OO. y otros cuatro por UGT. En la lista hay dos exministros: el 'popular' Rodrigo Rato y el socialista Virgilio Zapatero.

Miembros del Consejo de Administración propuestos por el PP: Estanislao Rodríguez-Ponga (255.400 euros), Pablo Abejas (246.700), Miguel Ángel Araujo (212.900), Ricardo Romero de Tejada y Picatoste (212.200), Antonio Cámara (178.000), José Manuel Fernández Norniella (175.400), María Carmen Cafranga (175.200), Javier de Miguel (172.700), Alberto Recarte (139.900), Jesús Pedroche (132.200), Francisco José Moure (127.300) y Mercedes Rojo (119.300), Cándido Cerón (79.200), Fernando Serrano (78.600), Darío Fernández Yruegas (69.800), José María Buenaventura (63.000), Beltrán Gutiérrez (58.000), José María Fernández del Río (47.800), Juan Emilio Iranzo (46.800), Miguel Corsini (46.700), Manuel José Rodríguez González (37.100), Rafael Pradillo (28.600), Ignacio del Río (21.000), José Nieto (19.800), Jorge Rábago (8.000) y la fallecida Mercedes de la Merced (287.900).

Miembros del Consejo de Administración propuestos por el PSOE: Antonio Romero (252.000), José María de la Riva (208.900), Ramón Espinar (178.400), Ángel Eugenio Gómez del Pulgar (149.700), José María Arteta (139.000), Francisco José Pérez Fernández (122.600), Jorge Gómez Moreno (98.200), José Acosta (62.300), María Enedina Álvarez Gayol (47.000), Santiago Javier Sánchez Carlos (46.400), Virgilio Zapatero (36.000), Ignacio Varela (35.700), Joaquín García Pontes (21.100), Miguel Muñiz de las Cuevas (20.800) y José Caballero (19.800).Miembros del Consejo de Administración propuestos por el IU: José Antonio Moral Santín (456.500), Rubén Cruz (233.700), Juan Gómez Castañeda (128.100) y Ángel Rizaldos (20.100).

Miembros propuestos por CCOO: Francisco Baquero (266.400), Antonio Rey de Viñas (191.500), Rodolfo Benito (140.600), Juan José Azcona (99.300), Pedro Bedia (78.200) y Gabriel Moreno (20.400).

Miembros propuestos por UGT: Gonzalo Martín Pascual (129.700), Miguel Ángel Abejón (109.300), Rafael Eduardo Torres (82.300) y José Ricardo Martínez (44.200).

Miembros propuestos por la patronal: Gerardo Díaz Ferrán, de la CEOE (94.000), Francisco Javier López Madrid, de CEIM (34.800).

Otros: Rafael Spottorno (223.900); Ildefonso José Sánchez Barcoj.