Publicado: 01.02.2014 16:16 |Actualizado: 01.02.2014 16:16

30.000 personas piden la retirada de la reforma de la ley del aborto y la dimisión de Gallardón

La marea violeta se reúne en Madrid con motivo de la llegada del Tren de la Libertad en defensa de los derechos de las mujeres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Madrid se ha vestido hoy de violeta para intentar frenar la reforma de la Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo. Miles de personas de toda España se han dado cita en la capital con motivo de la llegada del Tren de la Libertad, una iniciativa formada e ideada por la Tertulia Feminista Les Comadres y Mujeres por la Igualdad de Barredos (Asturias), a las que se han sumado numerosas organizaciones, partidos políticos y sindicatos.

A partir de las 11.00horas se han ido encontrando las distintas asociaciones provenientes de Catalunya, Andalucía, Asturias, Castilla la Mancha etc. para recibir la llegada del ‘Tren’ y dar comienzo a la marcha.

La marea violeta se ha extendido desde la estación de Puerta de Atocha hasta la plaza de la Lealtad y el inicio de la Carrera de San Jerónimo, congregando a decenas de miles de manifestantes en un ambiente festivo y sin incidentes pero al que ha rodeado un amplio dispositivo policial .

La protesta de las mujeres ha cargado sobre todo contra el propio ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, al que se le considera como artífice de la reforma. “Gallardón, en mi útero mando yo”, han gritado, entre otras cosas. La ministra de Sanidad, Ana Mato, tampoco ha quedado exenta de mención cuando la manifestación ha llegado a la puerta de su ministerio para exigirle “aborto legal y en el hospital”.

"Se creen que todas las mujeres quieren abortar, pero la ley actual es una herramienta para abortar sin poner en peligro tu vida. No queremos que nos obliguen a la maternidad como no queremos que nos obliguen a abortar. Es una elección, no nos la pueden imponer", dice María José Pérez, del movimiento marea violeta de Málaga.

Para Lola Fernández, de la directiva de la marea violeta de Málaga, la reforma "no es volver al año 1985 ni a la época de Franco, es volver a la Edad Media, donde el Estado es el dueño del cuerpo de la mujer y la Iglesia, propietaria de su alma"."Peleamos para que los abortos se hagan en territorio español, ni en Londres ni en París”, ha dicho.

En el texto que pretenden entregar al Gobierno pide que se mantenga la actual ley, que establece el aborto libre como un derecho de la mujer hasta la semana 14. Una ley considerada en la vanguardia de Europa en cuanto a defensa de los derechos de las mujeres. La derogación de la actual ley supondría, en opinión de las manifestantes, un “retroceso de increíbles proporciones”, ha dicho Estefanía Martín Palop, secretaria regional de Salud y Consumo del PSOE de Andalucía. "No vamos a aceptar ni maquillajes ni modificaciones, sólo vamos a aceptar la retirada total de la reforma", ha señalado.

La manifestación ha terminado enfrente del Congreso de los Diputados cuando los representantes de las principales asociaciones han entrado a la Cámara baja para entregar el documento Porque yo decido, un alegato sobre el derecho de la mujer a decidir su maternidad, dirigido al presidente del Gobierno, los ministros de Justicia y Sanidad y los grupos responsables de la tramitación parlamentaria del anteproyecto de Ley Orgánica de Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Embarazada.

"El Tren de la Libertad" ha hecho su última parada en "una asamblea abierta", según ha informado EFE, en el Auditorio Marcelino Camacho de CCOO en la que han solicitado la palabra más de medio centenar de organizaciones de mujeres, sindicatos, partidos políticos y ciudadanas anónimas.