Público
Público

El 32 por ciento de los hombres ha pagado alguna vez por el sexo, y el 3 por ciento ha cobrado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El 32 por ciento de los hombres españoles ha pagado alguna vez por tener relaciones sexuales, un porcentaje que en el caso de las mujeres se reduce al 0,3 por ciento.

Los datos se ponen de relieve en la Encuesta Nacional de Salud Sexual 2009, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística, que revela además que casi el 3 por ciento de los hombres ha recibido algún pago por mantener relaciones sexuales, porcentaje que, al margen del ámbito de la prostitución, es inferior en el caso de las mujeres (del 0,6 por ciento).

Entre los hombres que reconocen que han pagado por tener relaciones sexuales, el 92,3 por ciento ha pagado a mujeres, y sólo un 1,1 por ciento ha pagado por mantener relaciones sexuales con otros hombres.

De la misma encuesta se deduce que de ese 2,9 por ciento de hombres que dice que ha recibido alguna vez algún pago por mantener relaciones sexuales, en la mayoría de los casos (el 60 por ciento) esos "clientes" eran femeninos, y los masculinos ascienden al 9,3 por ciento.

La Encuesta de Salud Sexual pone de relieve que el 5,2 por ciento de las mujeres encuestadas declaran haber sufrido abusos sexuales o violaciones a lo largo de su vida, un porcentaje que en el caso de los hombres se sitúa en el 1,7 por ciento.

Las mujeres apuntan a los hombres como autores de esos abusos o violaciones en un 88,8 por ciento de los casos, y los hombres apuntan también mayoritariamente (en el 67,1 por ciento de los casos) a otros hombres como los responsables de esos abusos.

También revela el estudio que en el caso de los hombres, un 46,8 por ciento dice que esos abusos fueron practicados por algún conocido, y en el caso de las mujeres un 25 por ciento -de las que dicen haber sufrido este tipo de abusos- dice que han sufrido esas vejaciones por parte de familiares y un 27 por ciento por parte de conocidos.

Según la Encuesta, un 3,5 por ciento de los hombres dice que ha mantenido relaciones sexuales contra su voluntad en algún momento de su vida, y el porcentaje se eleva al 7,5 en el caso de las mujeres.