Público
Público

Un 37 por ciento de los jóvenes españoles se ha emancipado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un 37 por ciento de los jóvenes españoles vive fuera de casa, según el Informe sobre la Juventud en España 2008, una investigación sociológica que se realiza cada cuatro años y que revela que el porcentaje de emancipados aumentó en un cinco por ciento con respecto a 2004.

Los resultados de esta encuesta, realizada en noviembre de 2007 a personas de entre 15 y 29 años, fueron presentados el martes en Madrid por la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, quien destacó que este informe indica que hay avances en materia de paridad y que constituye "una de las líneas de estudio más sólidas sobre la juventud española".

"Este trabajo nos permite realizar un diagnóstico de los problemas de la juventud", dijo Aído. "Es una análisis comparativo y transversal que nos ofrece valiosos datos".

Según el estudio, se mantiene la dependencia económica de los jóvenes con respecto a sus familias ya que un 34 por ciento de estos obtiene sus ingresos de un pariente y sólo un 21 por ciento posee una economía plenamente independiente.

La investigación también reveló que el número total de jóvenes con respecto a la población general ha disminuido a un 19 por ciento, desde un 22,7 en 2004, una tendencia que se acentuará según las proyecciones demográficas.

Los indicadores de salud han mejorado según este trabajo que señala que esta generación no ha sufrido los problemas de salud de su predecesora, fuertemente golpeada por la mortalidad en los accidentes de tráfico y por la drogadicción. De hecho, la mortalidad ha descendido en este colectivo desde el 3 por 1.000, hasta un 1 por 1.000.

Esta generación de jóvenes tiene como principal causa de muerte los accidentes de tráfico, aunque según la encuesta son un grupo precavido y conciente de los riesgos, seguida del suicidio.

El estudio también reveló que la edad de la primera relación sexual se ha adelantado a los 16 años y nueve meses, todavía no se ha equiparado con los países nórdicos y los del centro de Europa aunque la disponibilidad de los jóvenes a la hora de hablar de sexualidad ha aumentado a un 74,4 por ciento, desde el 65 por ciento de hace cuatro años.

"Las diferencias entre hombres y mujeres van desapareciendo, vemos una juventud más desinhibida", expresó Aído en referencia a los resultados de la investigación que muestran cada vez más concordancia entre las declaraciones de hombres y de mujeres, que en otras ediciones no eran coincidentes.

Por último el estudio analizó los hábitos ocio de esta generación que se refleja como un grupo más pasivo que sus predecesores, que pasa más tiempo frente a la pantalla, ya sea del ordenador o de la televisión, y hace menos deporte.

La encuesta apuntó a que un 40 por ciento de los jóvenes no ha leído ningún libro en el último año, aunque sí señala que los jóvenes actuales leen desde otro tipo de fuentes y un 50 por ciento declara que no le interesa la política institucional, pero que si le motivan otros proyectos sociales.