Público
Público

45 Vuelos con Canarias afectados con retrasos en sus salidas y llegadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un total de 45 vuelos con Canarias se han visto hoy afectados por retrasos en sus llegadas y salidas, demoras, que según las compañías aéreas, en algunos casos alcanzan las cinco horas.

Fuentes de Aena informaron a Efe que en el caso del aeropuerto Tenerife sur se han registrado en vuelos programados hasta las 14,00 horas, 19 retrasos, de los que 17 corresponden a vuelos internacionales y dos nacionales, procedentes de Bilbao y Barcelona.

Las fuentes no supieron precisar si el retraso se debe a los controladores aéreos aunque apuntaron que en muchos casos, las demoras son atribuibles al mal tiempo en los lugares de origen de los vuelos.

Respecto al aeropuerto Tenerife norte, las fuentes de Aena indicaron a Efe que se ha cancelado un vuelo hacia La Palma por mal tiempo y otros tres, procedentes dos de Madrid y uno de Sevilla, sufren retrasos en sus llegadas.

En el aeropuerto de Gran Canaria se han registrado 14 retrasos en llegadas de vuelos y nueve en las salidas mientras que en los aeropuertos de Lanzarote y Fuerteventura no se han registrado incidencias.

En un comunicado remitido por la compañía Binter se indica que los controladores han repetido en estas jornadas vacacionales, al igual que lo hicieran durante el puente de la Constitución, medidas de presión ante la próxima negociaciones de su convenio colectivo.

Estas medidas, agrega la compañía, han provocado en Canarias retrasos en los vuelos de hasta cinco horas, debido a la ausencia de controladores en su puesto de trabajo.

En el comunicado, las compañías aéreas miembros de ACETA, ALA, AECA y ACA piden a los controladores y a su organización representativa, USCA, que deje de utilizar "a los pasajeros como rehenes indefensos de su negociación".

Asimismo consideran que a pesar de la crisis económica, los controladores aéreos tratan de perpetuar unas condiciones laborales privilegiadas, que obligan a las compañías aéreas a pagar las tasas de navegación más alta de Europa, tasas que se sitúan un 48 por ciento por encima de la media de los países miembros de Eurocontrol.

Estiman que la reducción de la tasa de navegación es fundamental para las compañías aéreas y para el sector turístico en su conjunto.