Público
Público

1.500 euros por fichar a un parado con familia

El Gobierno quiere proteger a los desempleados con cargas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las ayudas que se plantea el Gobierno para los desempleados ya tienen números. El Ministerio de Trabajo pasó el jueves un borrador a patronal y sindicatos en una mesa del Diálogo Social, en el que proponía bonificar con 1.500 euros la contratación indefinida de desempleados que tuvieran cargas familiares.

Este tipo de bonificación no existe como tal en la actualidad, ya que la mayor parte de los incentivos al empleo se centran en las mujeres, mayores de 45 años y discapacitados. A excepción de este último colectivo, una bonificación de 1.500 euros por contrato sería la ayuda más elevada de las que se contempla en la actualidad por la Seguridad Social.

También se perfilan otro tipo de bonificaciones destinadas a trasvasar el em-pleo de sectores en crisis, como la construcción, a actividades que se centren en el I+D+i .

En cualquier caso, este paquete de propuestas estaría complementado por la moratoria en el pago de las hipotecas para los desempleados, que avanzó ayer este periódico y que el Gobierno está ultimando. La preocupación por este tema va en aumento y ayer mismo el Consejo General del Poder Judicial advirtió de que en 2008 las ejecuciones hipotecarias (embargos) podrían aumentar un 105% y un 194% en 2009. Se añadirán otras propuestas en la mesa de industria que está convocada para el lunes y en la que participará el ministro del ramo, Miguel Sebastián, donde se tocarán temas de eficiencia energética y problemas del sector.

Aunque aún no se ha cerrado ningún acuerdo, el Gobierno quiere redactar un Decreto Ley urgente que se apruebe el próximo viernes 6 de noviembre. Para imprimir más celeridad al Diálogo Social, el propio presidente se podría reunirel lunes por la tarde con los agentes sociales para explicar las últimas propuestas, según asegura EP. Por la mañana, Zapatero se reunirá con el presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso, para tratar de coordinar con Bruselas las ayudas a la industria.

Otra de las propuestas del Gobierno es la de reforzar las Empresas de Trabajo Temporal (ETT) para impulsar la empleabilidad de los expulsados en los Expedientes de Regulación de Empleo. Los ERE se han vuelto un caballo de batalla para el titular de Trabajo, Celestino Corbacho, que el jueves anunció su intención de cambiar la ley si fuera necesario para frenar los despidos en Telefónica. Ayer se le sumaron el portavoz de Trabajo del PP en el Congreso, José Ignacio Echániz, y el diputado de IU, Gaspar Llamazares, que abogaron por estudiar la reforma de la ley para evitar que se produzcan ERE de empresas 'con beneficios', como es el caso de Telefónica, que quiere prejubilar a parte de la plantilla a los 48 años. Telefónica insistió ayer en que el expediente era 'voluntario'.

Además, las iniciativas del Gobierno también estarían orientadas a ampliar la red de protecciones de los desempleados, especialmente para aquellos hogares que tienen todos sus miembros en paro. Según los datos publicados ayer por el Banco de España, las familias que tuvieran que financiar la compra de una vivienda en el tercer trimestre del año tenían que aportar el 39,1% de su renta bruta disponible anual, el mayor esfuerzo desde que se empezó a elaborar la estadística en 1995. El Euribor marcó su máximo mensual en julio, en el 5,39 %.

Entre tanta dificultad laboral, ayer se conoció que España es el miembro de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) que ha experimentado una mayor reducción del coeficiente de desigualdad en los niveles de ingreso de la población en las dos últimas décadas.