Público
Público

La 56 edición del Festival de San Sebastián pide "más cine, por favor"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

"Más cine por favor" fue el lema repetido una y otra vez durante la gala inaugural de la 56 edición del Festival de cine de San Sebastián, en la que la gran ovación al cineasta italiano Mario Monicelli y los problemas de micrófono de la actriz china Joan Chen fueron los protagonistas.

La actriz Belén Rueda y la periodista Edurne Ormazabal fueron las conductoras de un acto que duró poco más de una hora y en el que la canción de Luis Eduardo Aute "Cine, cine", marcó el ritmo y las presentaciones de todos los que intervinieron.

La mayor ovación de la noche se la llevó un emocionado Mario Monicelli, de 93 años, al que el Festival dedica una de sus tres retrospectivas, justo cuando se cumplen 50 años de la Concha de Plata que ganó por "I soliti ignoti".

Un hecho que el cineasta recordó en su intervención ya que fue el primer premio de su carrera, lo que le hizo resaltar este homenaje "con entusiasmo y emoción".

Y frente a la emoción de Monicelli, las risas nerviosas de los asistentes ante los continuos fallos en los micrófonos -hasta cuatro- sufridos por Joan Chen, presidenta del Jurado de Nuevos Directores, que solventó la situación con profesionalidad.

Sobre un escenario ocupado en un principio por un pianista y que se fue llenando de escaleras, se presentaron todas las secciones del Festival y los diversos premios, como el Fipresci, que los críticos han otorgado a Paul Thomas Anderson por "There will be blood".

Pilar Bardem presentó este premio, que estaba previsto se entregara hoy. Pero un problema familiar ha obligado al director estadounidense a retrasar su llegada a San Sebastián hasta el día 24.

También se presentaron los premios Donostia, para Antonio Banderas -presente en la gala para presentar la película que ha abierto el festival, "The Other man"- y Meryl Streep.

De la sección oficial se encargó su jurado: su presidente Jonathan Demme, junto a la actriz y productora argentina Martina Gusman; el director, actor y escritor japonés Masato Harada; la actriz y cantante española Leonor Watling, el director de fotografía alemán Michael Ballhaus y la directora libanesa Nadine Labaki,

Demme, que bromeó con los embarazos de Watling y Labaki, abogó porque el cine logre un "mejor entendimiento entre las gentes del mundo".

Como muestra de lo que se podrá ver en "Zabaltegui. Perlas de otros festivales", "Vicky Cristina Barcelona", que se encargaron de defender su director, Woody Allen, y dos de sus actores, Javier Bardem -que destacó de San Sebastián "la buena gente, la buena comida y el buen cine"- y Rebeca Hall.

Juan Echanove se refirió al "cine comprometido y social" que se hace en Latinoamérica al hablar de la sección "Horizontes Latinos", que exhibirá 14 películas en competición.

Bárbara Goenaga se encargó del Día de cine Vasco, Miguel Angel Silvestre -uno de los que más pasiones levantó a la entrada de la gala- de la sección "Made in Spain" y Clara Lago y Álvaro Fernández de "Cine en construcción".

Igualmente las otras dos retrospectivas del programa, la dedicada al cineasta Terence Davis, que se paseó por el escenario sin pronunciar palabra, y la de cine negro japonés.

La ceremonia la cerró Antonio Banderas, acompañado por el director Richard Eyre, que presentaron la película inaugural del Festival, "The other man".

Entre los asistentes a la gala, Fernando Guillén Cuervo, Asumpta Serna, Mabel Lozano con su marido, el productor Eduardo Campoy, Lucía Jiménez, Clara Lago o Jorge Drexler.