Público
Público

Unas 60.000 viviendas palestinas en riesgo de ser demolidas en Jerusalén Este

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 60.000 de las 225.000 viviendas palestinas de Jerusalén Este corren el riesgo de ser demolidas por las autoridades israelíes, según un informe de la Oficina de Coordinación para Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA).

Bajo el título de "La crisis de planificación en Jerusalén Este: Entendiendo el fenómeno de construcción 'ilegal'", el documento advierte de que aproximadamente 1.500 hogares palestinos cuentan con órdenes de demolición en la parte este de Jerusalén.

De ponerse en práctica esa medida dejaría a unas 9.000 personas sin hogar, la mitad de ellos menores.

Apenas el 13 por ciento del territorio de Jerusalén Este anexionado por Israel es considerado por las autoridades israelíes apto para la construcción palestina, mientras que un tercio de ese área ha sido expropiado para la construcción de asentamientos judíos, donde residen 195.000 israelíes.

Los vecinos palestinos de estos barrios se lamentan de que las demoliciones son intentos por impedir su presencia en la zona y de "judaizar" la parte oriental de Jerusalén, mientras que las autoridades municipales aducen que únicamente echan abajo las viviendas que se han construido sin permiso oficial.

OCHA calcula en 1.100 las unidades de vivienda que al año requieren los vecinos palestinos de la ciudad y advierte de que las autoridades municipales de Jerusalén mantendrán y posiblemente acelerarán su política de demolición de casas palestinas.

El informe precisa que al menos el 28 por ciento de las viviendas palestinas en Jerusalén Este han sido levantadas sin los permisos oficiales, que según los vecinos son prácticamente imposibles de obtener.

Israel capturó la parte este de Jerusalén durante la Guerra de los Seis Días (1967) y el Parlamento israelí declaró la ciudad en 1981 su "capital eterna e indivisible".

Los palestinos aspiran a establecer en la parte oriental la capital de su futuro Estado.