Público
Público

En su 60 aniversario, ACNUR insta a atajar las causas que crean refugiados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) cumple hoy 60 años, seis décadas en las que ha salvado la vida de siete millones de personas pero ha visto multiplicarse las causas por las que miles de individuos son forzados a abandonar sus hogares.

"Tradicionalmente, el ACNUR ayudaba a refugiados que habían tenido que cruzar la frontera huyendo de un conflicto o de persecución", señaló el Alto Comisionado para los Refugiados, António Guterres, en un comunicado, en el que añade:

"Pero ahora vemos cada vez más personas que tienen que cruzar una frontera a causa de la extrema pobreza, o por el impacto del cambio climático, o por su interrelación con un conflicto. Con lo que hay nuevos modelos de desplazamiento forzado, y la comunidad internacional necesita enfrentar estos desafíos".

El ACNUR fue creado en diciembre de 1950 por la Asamblea General de Naciones Unidas y su primer objetivo fue tratar de ayudar a los millones de refugiados que la Segunda Guerra Mundial había dejado en Europa.

A partir de ese momento, su trabajo se expandió y alcanzó los cinco continentes, un esfuerzo que le valió el Premio Nobel de la Paz en 1954 y posteriormente en 1981.

"Creo que es muy importante reconocer que la acción del ACNUR ha representado para muchas personas vida en lugar de muerte, hogar en lugar de calle, salud en lugar de enfermedad, y protección contra las más dramáticas violaciones de los derechos humanos", afirmó Guterres.

"Tenemos muchas razones para estar orgullosos, pero tenemos muchas más razones de estar preocupados con los desafíos que enfrentamos en este momento, y debemos reconocer que, desafortunadamente, las causas primeras del conflicto y del desplazamiento no han sido eliminadas, por lo que los próximos años serán tan difíciles como los pasados", concluyó el Alto Comisionado.

En el mundo hay más de 43 millones de personas que se han visto forzadas a abandonar sus hogares. De ellos, 15,2 millones son refugiados, 27,1 millones son desplazados internos y 983.000 solicitantes de asilo.

Asimismo, se estima que hay 12 millones de apátridas en el mundo.