Público
Público

Los 60 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, un hito y todavía un sueño

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los 60 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos han sido celebrados hoy en Naciones Unidas como un hito en la historia de la Humanidad, pero también se ha recordado que todavía no se han logrado muchos de sus principios.

"Desde la aprobación de la Declaración hemos avanzado enormemente. Sin embargo, la realidad es que no hemos alcanzado su visión, al menos todavía", afirmó hoy el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en la sede de la ONU en Ginebra.

Ban recordó que "una pobreza abyecta, una vergonzosa discriminación y una horrible violencia siguen afectando a millones de personas".

"Al alcanzar este hito (el aniversario), también debemos reconocer la salvaje inhumanidad a la que se enfrentan demasiadas personas en nuestro mundo. No podemos bajar la guardia", agregó.

El acto fue organizado por el Consejo de Derechos Humanos y se celebró en la sala XX del Palacio de Naciones, decorada con la cúpula diseñada por el artista español Miquel Barceló.

Hoy fue la primera vez que la sala, bautizada como de los Derechos Humanos y la búsqueda de la Alianza de las Civilizaciones, acogía un evento desde su inauguración el pasado 18 de noviembre.

En las intervenciones durante toda la jornada se citaron decenas de casos en los que se violan constantemente los derechos humanos y en los que la Declaración no es más que papel mojado.

Una de las principales críticas la expuso el ex presidente sudafricano Nelson Mandela, cuya declaración fue leía en la ceremonia por el presidente del Consejo de Derechos Humanos, el embajador nigeriano Martin Ihoeghian Uhomoibhi.

Mandela dijo que la Declaración Universal había sido un referente para todos aquellos que, como él, lucharon contra el régimen racista del "apartheid" en Sudáfrica.

Pero se lamentó de que hoy en día "aún hay cientos de millones de personas a los que se les niega el derecho a ser simplemente un ser humano".

La secretaria de Estado de Relaciones Internacionales y Derechos Humanos de Francia, Rama Yade, en nombre de la Unión Europea que preside en estos momentos su país, rechazó el funcionamiento del Consejo de Derechos Humanos de la ONU por considerarlo parcial con demasiada asiduidad.

Además, Yade recordó que los derechos humanos son universales, "no una noción exclusivamente occidental, ni un concepto geográfico e histórico datado", por lo que abogó por luchar contra el relativismo y la justificación de violaciones y vejaciones basadas en un supuesto respeto de la diversidad.

La secretaria general de Amnistía Internacional, Irene Khan, también arremetió contra el funcionamiento del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, al que recriminó que no tome una posición más sólida en sus pronunciamientos.

"El Consejo tiene un potencial enorme de tomar el liderazgo en la defensa de los derechos humanos y no lo hace", afirmó Khan.

Además, hizo un llamamiento para que el mundo sea consciente de que "la pobreza es actualmente la más grave crisis de derechos humanos".

La activista recordó que hay mil millones de personas pobres en el mundo, y alertó sobre la posibilidad de que la crisis financiera y económica actual agrave aún más la situación.

Varios participantes, entre ellos ministros, diplomáticos y representantes de la sociedad civil, recordaron el drama en los territorios palestinos ocupados.