Público
Público

El 64% no cree que el papa represente a Dios

Los fieles católicos ponen en cuestión que la Biblia esté inspirada por Dios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La religión católica y sus dogmas viven horas bajas en España: apenas el 27% de los ciudadanos reconoce al papa como el representante de Dios en la Tierra y el 9% lo duda; sólo el 39% cree que la Biblia es la palabra divina y el 23% piensa que los sacerdotes convierten el pan en el cuerpo de Jesucristo. De hecho, según el último Publiscopio sobre creencias, apenas el 52% de los ciudadanos cree en Dios.

Estos dos datos resultan llamativos teniendo en cuenta que el 77% de los españoles se declara católico. ¿Cómo se explica esta contradicción? La respuesta se encuentra en la impronta 'católico', que la sociedad sigue ligando al hecho de haber nacido en una sociedad católica al margen de las creencias religiosas que tenga cada uno.

Los índices varían en función de la práctica religiosa que declare el encuestado. De este modo, sólo el 8% de los católicos practicantes no cree en la existencia de Dios, frente al 44% de los católicos no practicantes.

La edición 2010 de este Publiscopio arroja cuatro cambios destacados sobre los pensamiento de los ciudadanos acerca de las explicaciones que da la Biblia al origen y la organización del mundo. Teorías como la existencia del infierno (la respalda el 21%), que Dios creó el mundo de la nada (31%), que Jesús nació de una virgen (34%) y que le fueron a visitar tres reyes de oriente (38%) han perdido credibilidad entre los españoles. Estas creencias han reducido su apoyo en cuatro puntos porcentuales respecto al mismo estudio del año pasado.

Diferente rumbo han tomado las hipótesis que plantea la astrología o la reencanación de las almas. El 33% de los españoles cree en las teorías basadas en la ubicación de las estrellas (en 2009 lo respaldaba el 29%) y el 17% confía en que su parte espiritual perteneció en el pasado a otro ser y que, a su vez, en el futuro se reencarnará en un tercero.

Además, los españoles se muestran muy críticos con las posturas dogmáticas del Vaticano que prohíben que las mujeres sean sacerdotes o que los hombres sacerdotes no puedan casarse. El 76% y el 77% de los ciudadanos rechazan estas reglas.