Público
Público

65-45. El líder muestra su potencial defensivo para desquiciar a Manresa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Suma y sigue el Regal Barcelona, líder de la ACB, que hoy anotó su decimocuarta victoria del curso en el Palau Blaugrana tras anular al Suzuki Manresa (65-45), el rival que menos puntos ha anotado contra el conjunto azulgrana esta temporada.

La batuta de Ricky Rubio y la muñeca de Juan Carlos Navarro le alcanzan al Barcelona para dominar la Liga regular con autoridad. Lo volvió a demostrar ante el Manresa, en otro excelente ejercicio defensivo: ahogó a su rival y le bastaron 65 puntos para firmar otra cómoda victoria.

El Barcelona dominó el partido sin fisuras. Sólo se permitió un respiro en el tercer cuarto, insuficiente para que el Manresa pudiese encontrar alguna esperanza. El equipo de Jaume Ponsarnau deberá apurar ante Cajasol y Real Madrid sus opciones de estar en la Copa.

El conjunto azulgrana cimentó su victoria en un plácido arranque. Con un parcial de 14-1 entre el final del primer periodo y el arranque del segundo, se fue al descanso con una ventaja de 20 puntos (34-14).

La estadística reflejó la enorme diferencia entre ambos equipos, rebajado el Manresa y crecido el Barcelona. El equipo de Jaume Ponsarnau alcanzó el descanso sin haber anotado ni un solo triple y con un 4 en la valoración global del equipo, por 42 del anfitrión.

Sin demasiado esfuerzo, aplicado como siempre en defensa aunque falto de acierto en los tiros de campo (44 por ciento), el Barcelona solventó el partido con la facilidad de los equipos que viven en estado de gracia. Su inercia ganadora le permite vencer cómodamente sin necesidad de jugar un gran baloncesto.

El momento del Barça tiene un nombre: Ricky Rubio. Convertido en director de orquesta, su presencia se multiplica en cada partido. Crece como tirador, brilla como asistente y mantiene su gran capacidad defensiva; un lujo para el equipo de Xavi Pascual.

El Suzuki Manresa, uno de esos equipos que sobreviven haciéndose fuertes en su pista y dando alguna campanada en canchas complicadas, no ofreció su mejor versión en el Palau. Arrancó con ventaja (2-4, min.2), pero fue sólo un espejismo.

Un triple de Ricky Rubio colocó al Barça por delante y al conjunto manresano le faltaron fuerzas y fe para plantar cara al líder. Acabó condenado por su increíble desacierto en el tiro (5 puntos en el segundo cuarto, 14 al descanso) y por su menor poderío en la pintura.

Sin embargo, tiró de orgullo y maquilló su actuación en la reanudación. Se impuso en el tercer periodo (13-19), ayudado por la resurrección de San Miguel, el mejor de su equipo en el Palau, con 15 puntos, y por la lesión de Ricky Rubio, ausente durante todo el periodo por un golpe en la muñeca derecha.

El Barça, despistado, se dedicó a vivir de la ventaja. No despertó hasta el último periodo, convertido ya en anécdota, cuando el Manresa jugó con más soltura y el Barcelona afinó sus lanzamientos y volvió a aplicarse en defensa.

El equipo azulgrana termina el año emitiendo buenas sensaciones, en un dulce estado de forma que le permite liderar la ACB y su grupo de la Euroliga y con un extraordinario balance; 14 victorias en la Liga, pleno de triunfos en Europa y sólo una derrota en la ACB.

- Ficha técnica:

65 - Regal Barcelona (23+11+13+18): Navarro (20), Ricky Rubio (12), Lorbek (4), Mickeal (7), Ndong (3) -cinco inicial-, Morris (-), Fran Vázquez (2), Grimau (8), Sada (2), Basile (3), Trias (4) y Rabaseda (-).

45 - Suzuki Manresa (9+5+19+12): Jordi Grimau (2), San Miguel (15), Montáñez (2), Cusworth (11), Ivanov (5) -cinco inicial-, Alzamora (2), Gladyr (5), Lewis (2), Dani López (-) y Llorca (1).

Árbitros: García Ortiz, Bultó y Sánchez. Sin eliminados.

Incidencias: partido correspondiente a la decimoquinta jornada de la Liga ACB, disputado en el Palau Blaugrana de Barcelona ante 6.035 espectadores.