Público
Público

Un 65% de paquistaníes quieren que Musharraf sea procesado, según una encuesta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El 63 por ciento de los paquistaníes se alegran de la dimisión de Pervez Musharraf como presidente y un 65 por ciento de ellos quiere por que sea procesado, según una encuesta difundida hoy por la filial en Pakistán de la firma estadounidense Gallup.

El sondeo, recogido por la agencia estatal APP, revela que tan sólo un 15 por ciento de los paquistaníes considera negativa su marcha, mientras que un 20 por ciento se muestran ambivalentes.

El 65 por ciento de los encuestados aboga por que Musharraf sea enjuiciado por, entre otros motivos, haber violado la Constitución, tal y como pretende la Liga Musulmana del ex primer ministro Nawaz Sharif, mientras que un 26 por ciento considera más conveniente "perdonar y olvidar".

Asimismo, el 55 por ciento de los ciudadanos confía en que el país mejore sus condiciones con la marcha del ex presidente y sólo un 15 por ciento sostiene que la situación empeorará.

Donde hay más unanimidad (85 por ciento) es en la restauración de la alta judicatura destituida en noviembre de 2007 por Musharraf durante la declaración del estado de excepción, medida que los partidos de la coalición gubernamental se comprometieron a cumplir una vez que el ex presidente saliera del poder.

Musharraf abandonó ayer el cargo presidencial tras casi nueve años en el poder y evitó así el proceso de impugnación que la coalición gubernamental quería iniciar en su contra.

A pesar de que el ex presidente dijo en su discurso haber actuado siempre en beneficio de Pakistán, la amplia mayoría de los encuestados (70 por ciento) opina que Musharraf antepuso su interés personal a la voluntad de ayudar al país.

Siete de cada diez paquistaníes señalan, además, que el mandato del ex general ha sido malo o muy malo, mientras que un 18 por ciento opina que ha sido positivo.

El sondeo muestra asimismo un descontento amplio (64 por ciento) con la política económica de Musharraf, uno de los argumentos que usó para escudarse durante su discurso de ayer.