Público
Público

66 heridos al explotar sin previo aviso una bomba de ETA en Burgos

La explosión se ha producido en la parte trasera de una casa cuartel de la Guardia Civil. La deflagración provocó un cráter en el pavimento y cuantiosos daños materiales en el cuartel y en las casas colindantes (

Publicidad
Media: 0
Votos: 0


Ver mapa más grande

 

Mañana aciaga en Burgos. ETA ha vuelto a atentar, el octavo en lo que va de año, y esta vez lo ha hecho sin previo aviso. El atentado cometido en una casa cuartel de la Guardia Civil en Burgos ha causado al menos 66 heridos, al parecer leves, 38 de los cuales han sido trasladados a centros sanitarios de la capital burgalesa.

La mayoría sufren cortes y pequeñas heridas, confirman fuentes del servicio de Sanidad de Castilla y León. Dos de los heridos han sido trasladados a un hospital con trautismo craneoencefálico y crisis de ansiedad, respectivamente. De los 46 heridos, 13 mujeres, 9 hombres y 5 niños son residentes de la Casa Cuartel.

Según fuentes de la investigación consultadas por Europa Press y de EFE serían al menos los 200 los kilos de explosivos colocados en el vehículo que aparcaron, previsiblemente, la tarde anterior a 16 metros de la fachada posterior del cuartel. Según ha anunciado Rubalcaba, la tesis con la que trabajan las fuerzas de seguridad es que la furgoneta bomba que  'pudiera provenir de Francia'. Asimismo, confirmó que el vehículo tenía las placas dobladas de otra furgoneta de Burgos, de manera que, aunque probablemente fuera robada en Francia, 'aparecía aparentemente como un coche español, en este caso un coche de Burgos'.

Por el momento se desconoce la composición exacta del material explosivo, aunque se baraja la posibilidad de que pueda tratarse de amonitol, un explosivo de efecto devastador utilizado por ETA en al menos cuatro ocasiones desde el año 2008. 

La explosión provocó daños graves al edificio, de 14 plantas, dejó un cráter de siete metros de diámetro y dos metros de profundidad.

La explosión se ha desencadenado en la parte trasera de una casa cuartel de la Guardia Civil, ubicada a las afueras de Burgos, en concreto en la calle Jerez. La deflagración provocó un cráter en el pavimento y cuantiosos daños materiales en el cuartel y en casas colindantes. Una explosión que ha sido calificada por el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, de 'muy importante'.

De hecho, un número aún no determinado de vecinos no podrá volver de momento a sus domicilios como consecuencia de los daños. El delegado territorial de la Junta en Burgos, Jaime Mateu ha señalado que se han visto afectadas 43 familias que estaban en el edificio y ha precisado que ha habido 'cierta fortuna' porque aproximadamente la mitad de los residentes de este inmueble no se encontraban en el mismo por estar de vacaciones.

Las Fuerzas de Seguridad repasan las grabaciones de las cámaras de vigilancia exterior para ver en qué momento fue aparcada la furgoneta y si se distingue a algún terrorista. La zona continúa acordonada, mientras prosigue la investigación y las asistencias sanitarias se ocupan de dispensar ayuda a los afectados.

El delegado del Gobierno en Castilla y León ha asegurado que la carga explosiva en el atentado cometido hoy contra una casa cuartel de la Guardia Civil en Burgos ha sido 'muy importante' y ha dejado un gran cráter. Sin embargo, el impacto del artefacto se ha visto amortiguado ya que la furgoneta bomba estaba en un aparcamiento situado a cierta distancia del edificio de la Casa Cuartel en la parte posterior del inmueble.


Alejo, que ha visitado el lugar de la explosión, ha confirmado que la explosión ha afectado a todas las plantas de la Casa Cuartel, de 14 alturas, y que han aparecido algunos restos del vehículo utilizado como coche bomba. 'Todavía no se puede determinar qué tipo de vehículo es, porque esta completamente destrozado y sus restos están calcinados', agregó.

El delegado del Gobierno ha señalado que no se ha producido ningún aviso previo a la explosión y ha aseverado que los terroristas pretendían 'hacer el mayor daño posible' (reacciones). Asimismo ha indicado que el único lugar para los terroristas es el banquillo y la cárcel.

Miguel Alejo ha señalado que en las próximas horas se pondrá en marcha una oficina para atender a todos los afectados y ha reiterado que las Fuerzas de Seguridad del Estado investigan para detener a los autores del atentado.

Por otra parte, fuentes policiales han explicado que están visionando las grabaciones de las cámaras de vídeo instaladas en la zona para analizar todos los datos disponibles acerca de las circunstancias en las que se produjo el siniestro.

La casa cuartel es un edificio de catorce alturas situado a la entrada a Burgos por la carretera de Santander y muy cerca del edificio de los bomberos y de la Policía Local.