Público
Público

Un 68 por ciento de los accionistas de PT acude a la asamblea que vota la venta de Vivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La asamblea de accionistas de Portugal Telecom (PT) abrió formalmente la sesión que se pronuncia hoy sobre la venta de la brasileña Vivo a Telefónica por 7.150 millones de euros con un 68 por ciento de los accionistas presentes.

La asistencia a la reunión, menor de la prevista, da más fuerza a los accionista del llamado "núcleo duro" portugués de la compañía, que controla directamente una cuarta parte de los títulos y se había manifestado contrario a la venta de Vivo en la cantidad ofrecida anteriormente por Telefónica, de 6.500 millones de euros.

La presidencia de la asamblea no se ha pronunciado aún sobre la posibilidad de que los títulos de PT imputados a Telefónica (10%) sean privados de voto por conflicto de intereses, lo que reduciría aun más el porcentaje de acciones necesarias para decidir la suerte de la operación.

Los títulos de PT registraron una fuerte subida al comenzar la sesión bursátil hoy y llegaron a superar el 8%, por la expectativa de que los accionistas acepten la oferta de Telefónica, que subió su puja pocas horas antes del inicio de la asamblea.

La Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) de Portugal decidió suspender la cotización en Bolsa de PT desde el inicio de la asamblea, que comenzó casi con una hora de retraso, a las 11.00 hora local (10.00 GMT).

Los accionistas del antiguo monopolio luso de las comunicaciones deciden si venden a la empresa española el 30% que tiene la empresa portuguesa en la brasileña Vivo a través de Brasilcel, una sociedad que controlan a medias con Telefónica.

Al entrar a la reunión, el presidente de PT, Zeinal Bava, que se se ha mostrado muy crítico con la oferta de Telefónica, dijo a los periodistas que hoy es el día en el que deben hablar los accionistas.

Bava había considerado insuficiente la oferta anterior de Telefónica por Vivo y se había mostrado contrario a la venta, al igual que los principales accionistas portugueses de la compañía por el valor "estratégico" que la empresa brasileña tiene para PT.

Pero ninguno se ha pronunciado sobre la última subida de precio de la operadora española, que se conoció ya cerca de la medianoche.

Telefónica elevó por segunda vez la oferta por Vivo, que el 1 de junio había subido a 6.500 millones tras un primer precio de 5.700 anunciado tres semanas antes.

El lunes la empresa española había sufrido un revés de cara a la votación cuando la CMVM puso en duda la venta efectiva de un 8 por ciento de las acciones de PT en poder de Telefónica y consideró que debían imputársele los derechos de voto.

Telefónica se deshizo el pasado día 23 de esos títulos y se quedó sólo con un 2,02% de PT en lo que el mercado consideró un intento de evitar que las acciones fueran excluidas de la votación de hoy por conflicto de intereses.

Pero la decisión del regulador puede permitir el bloqueo de los derechos de voto de esos títulos, ahora en poder del banco suizo UBS (5,84%) y la gestora estadounidense TPG-Axon Capital (4,24%).

Los principales accionistas portugueses de la compañía son el grupo financiero Espírito Santo (7,99%), el banco estatal Caixa Geral (7,3%), Ongoing (6,74), Visabeira (2,01%) y Controlinveste (2,28%).

Entre los accionistas extranjeros, además de los compradores de los títulos de Telefónica, destacan el fondo norteamericano Brandes Investment Partners (7,89%) y el grupo británico Barclays (2%).

El Gobierno portugués, que tiene acciones especiales con derechos de veto en PT, no ha revelado si los usará para evitar la venta de Vivo, pero anunció que la Caixa Geral votará con sus acciones ordinarias en contra de la operación.