Público
Público

Unos 70.000 peregrinos evocaron la primera aparición de Lourdes ante la gruta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Unos 70.000 peregrinos se congregaron esta mañana en Lourdes para evocar la primera "aparición de Nuestra Señora a Bernadette Soubirous" ante la gruta donde se produjo hace hoy 150 años.

Las conmemoraciones empezaron con un una misa al aire libre concelebrada por 800 sacerdotes, 25 obispos y un cardenal -el obispo de Marseilla Bernard Panafieu- y cantada en varios idiomas, entre ellos en castellano.

El mensaje de Lourdes, dijo en francés uno de los concelebrantes, es "un grito de esperanza", de victoria "sobre el mal y sobre la muerte" y una "señal precursora de la salvación".

Un concelebrante español resaltó el "espíritu de amor y unidad que guía a los peregrinos" y presentó a la Virgen como "modelo de los cristianos y rostro materno de la Iglesia".

El mayor contingente de peregrinos había acudido de Italia, muchos agrupados en congregaciones que desfilaron por el recinto donde están la Gruta y la Basílica tras los pendones bordados de sus diócesis.

El resto de peregrinos han acudido sobre todo de Francia, de la vecina España y de países de Europa ya que el grueso de los visitantes de ultramar vienen entre abril y octubre.

El tiempo acompañó la celebración; hizo sol y poco frío. El paisaje - el recinto está rodeados de montañas, atravesado por un río y poblado de altos árboles - la luz dorada, los coros y una sencilla música de órgano contribuyeron a crear cierta magia muy apropiada.

Después de la misa, que se celebró bajo una carpa en una orilla del río que está frente a los santuarios, los oficiantes se dirigieron en procesión a la Gruta, precedidos por una cruz dorada y acompañados por los pendones de las diócesis.

Ante la gruta se evocaron las apariciones y se cerró la ceremonia con el Ángelus.